ABI – Edición impresa

La presidenta de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia, Amparo Carvajal, y vecinas de El Alto pidieron ayer a los sectores movilizados contra el Gobierno provisional que dirige Jeanine Áñez deponer sus medidas de presión y pacificar el país mientras se convoca a nuevas elecciones.

“Pediría que en esta Bolivia, que tiene tanto que hacer, no andemos peleando por miserias”, dijo Carvajal en una entrevista con Bolivia TV.

A su turno, Cristina Mamani, un vecina de El Alto, llamó a la población a evitar más hechos de violencia y, por el contrario, abogó por restablecer la “paz y tranquilidad”.