Varias personas sacan sus pertenencias de sus domicilios ante una posible afectación por el incendio. (Foto: Tal Cúal)

• Redacción Central/

El Gobierno, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, activó un plan de contingencia para ayudar a 530 compatriotas afectados por el incendio de magnitud en Laguna Verde, de la Región de Tarapacá (Chile), confirmó la viceministra de Gestión Institucional y Consular, Eva Chuquimia.

Debido al siniestro que dejó sin viviendas a centenares de personas, la autoridad explicó que por instrucción del presidente Luis Alberto Arce se inició un trabajo de coordinación con autoridades de Tarapacá a través del Consulado boliviano en Chile, que permitió inicialmente conseguir albergue para los connacionales damnificados.

El relevamiento permitió establecer que 530 bolivianos fueron perjudicados, son el 70% de todas las víctimas del incendio.
“La instrucción expresa del Presidente (Arce) y del Canciller (Rogelio Mayta) es que, en el marco de la política de asistencia y protección consular, se coopere a todos en todos sus requerimientos (…) Hemos activado un plan de contingencia, el martes se ha realizado un arduo trabajo en coordinación con autoridades de Iquique para trasladar a los afectados a un albergue y se ha hecho el registro de que son bolivianos”, sostuvo.

En ese contexto, el cónsul de Bolivia en Iquique, Eloy Poma, en declaraciones a radio Patria Nueva, informó que como primera medida se definió documentar de forma gratuita a los connacionales con cédulas de identidad, pasaportes y el certificado de buena conducta para que puedan acceder a programas que se generan en apoyo a los damnificados del incendio, así como la entrega de alimentos.

En esa línea, la viceministra de Gestión Institucional y Consular, Eva Chuquimia, valoró y apreció el apoyo del Gobierno de Chile a compatriotas afectados por el incendio.

linkedin