Una patrulla de la Policía Boliviana detuvo a los jóvenes. (Foto: ABI)

ABI

El intendente municipal de Riberalta, Roberth Leigue, informó este sábado que se aprehendieron a 11 menores que participaban en una fiesta clandestina, infringiendo las normas dictadas por la emergencia sanitaria a causa del COVID-19.

«Se logró aprehender 11 menores de edad que estaban participando de una fiesta clandestina; en el lugar no se cumplían en lo mínimo los protocolos de bioseguridad», aseguró.

En el operativo participó personal de la Defensoría de la Niñez y Adolescencia, y del Comando Policial Amazónico.

Leigue dijo que los menores deben cumplir ocho horas de arresto y realizar trabajos comunitarios de acuerdo a la norma.

«Tenemos que respetar el dolor que están viviendo nuestros hermanos riberalteños, no podemos estar con altos volúmenes haciendo fiesta cuando nuestros vecinos están sufriendo la muerte de un ser querido», manifestó.

Según informe oficial, de los 5.760 casos de coronavirus en Beni, Trinidad reporta 3.725, Riberalta 668 y Guayaramerín 463, entre otros municipios afectados por el coronavirus.