Pereira fue presentado ayer en conferencia de prensa junto a las dos personas que lo cobijaban. Foto APG Noticias

Fernando del Carpio

La recaptura del reo brasileño Jesuilson Pereira Gómez dio lugar a la aprehensión del capitán de Policía Jhonny Quintana Alanoca, hoy a las tres de la madrugada, por haber facilitado la fuga de Pereira del penal de Chonchocoro a cambio de 70 mil dólares.

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, presentó en conferencia de prensa al oficial implicado, quien será dado de baja de la institución del orden y será procesado penalmente.

La autoridad indicó que Quintana no es el único oficial involucrado. «Se tienen sospechas de otros (policías), pero como no se tiene confirmación, no pueden ser presentados aún», agregó.

«Hubo complicidad para que escape (Pereira), vergonzosamente para nosotros y para la Policía Nacional, de un capitán, confirmado hasta la fecha, Jhonny Quintana Alanoca; ha sido plenamente identificado, ha sido parte del robo a un delincuente, porque le ha sacado 70 mil dólares para ayudarle a fugar», cuestionó.

Según Murillo, 35 mil dólares fueron cancelados dentro del penal de Chonchocoro y el saldo fue abonado en libertad.

El titular de Gobierno afirmó que para él es doloroso este hecho porque «un capitán se convierte en delincuente e irá a acompañar a la celda al fugitivo (integrante del Primer Comando de la Capital-PCC, de Brasil)».

Reiteró que lo sucedido es una vergüenza y pidió disculpas al pueblo de Bolivia. «Nosotros no vamos a tapar a nadie, vamos a cumplir la ley; nos duele pues la Policía está pasando por un buen momento, pero seguiremos siendo transparentes y no vamos a permitir este tipo de hechos», expresó.

El ministro subrayó que el mensaje para la Policía es claro: «No hay un milímetro de tolerancia a la corrupción, no lo vamos a permitir y seguiremos trabajando con la misma transparencia».

El recluso brasileño que fugó el 16 de marzo de Chonchocoro fue recapturado en una casa de la zona de Achachicala, en la ciudad de La Paz. También fueron aprehendidas las dos personas que le dieron refugio y que además tienen antecedentes de haber estado en el penal de máxima seguridad del país.

Pereira Gómez fue aprehendido en Cobija, Pando, en abril de 2017 y fue imputado por los delitos de extorsión y portación ilícita de armas; por su peligrosidad fue trasladado a Chonchocoro.