los actos protocolares por los 70 años de creación El Presidente participó en el aniversario de la Central Obrera Boliviana (COB), el 17 de abril de 1952. (Foto: Jorge Mamani)

• Redacción Central /

El presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Luis Arce Catacora, advirtió ayer de que está latente la pretensión de la derecha golpista, junto con medios de comunicación funcionales, para reeditar el golpe de Estado de 2019.

En ocasión de los actos protocolares por los 70 años de creación de la Central Obrera Boliviana (COB), el 17 de abril de 1952, el Jefe de Estado demandó de la máxima instancia laboral que aglutina a los trabajadores del país fortalecer la unidad y estar atentos para hacer frente a esas amenazas de derrocamiento al gobierno popular constituido democráticamente en las urnas el 18 de octubre de 2020, con el 55,11% del voto del soberano.

ALERTA

Señaló que las organizaciones sociales aglutinadas en el Pacto de Unidad, encabezadas por la COB, no deben bajar la guardia ante el intento de la oposición de dividir el Instrumento Político de la clase obrera y de las organizaciones indígenas originarias campesinas, porque una posible fractura debilitaría no sólo a los defensores de la democracia, sino que pone en peligro la propiedad sobre los recursos renovables y no renovables en el territorio nacional.

El presidente Arce en el evento especial.

VANGUARDIA

Arce Catacora recordó que la Central Obrera Boliviana desde 1970, 1980 y 2020 ha sido la vanguardia para la recuperación de la democracia que fue arrebata por regímenes militares, por lo que debe estar alerta y atenta para responder con firmeza ante cualquier intento de desestabilización contra el Gobierno nacional.

“Hoy muchas de las conquistas alcanzadas corren el grave riesgo de ser revertidas, la derecha reaccionaria no descansa un minuto y continúa con sus planes subversivos obsesionada con el derrocamiento de un gobierno popular”, sostuvo. “Hoy a través de algunos medios que les son funcionales y les sirven de bocina tratan de mellar la unidad del pueblo boliviano con mentiras e intrigas, buscan dividirnos porque saben que un pueblo dividido es presa fácil de sus afanes golpistas”, advirtió la primera autoridad de los bolivianos.

NO TENEMOS MIEDO

En esa línea, el presidente Luis Alberto Arce Catacora insistió en que la derecha golpista no cesará en su intento de dividir porque sabe que el Instrumento Político es de la clase obrera y de los pueblos indígenas originarios campesinos.

Señaló que la división es la única forma que tiene la oposición en un intento de volver al poder, sin percatarse de que la fuerza proletaria es ilimitada, así como la conciencia de clase y su estrecha alianza con el movimiento campesino indígena originario, sujeto histórico para el cambio revolucionario en el país.

Juan Carlos Huarachi entrega presentes al vicepresidente David Choquehuanca.

“(Ellos son los que) derrotarán una y mil veces a quienes pretendan restaurar la república discriminatoria de los pueblos, porque en su ya larga marcha han enterrado a esa República discriminatoria para dar paso a una nueva sociedad sin excluidos, sin explotados ni oprimidos. Debemos trabajar de manera unida bajo los principios que nos enseñaron nuestros grandes líderes de la COB, sin claudicar, sin retroceder y sobre todo en unidad”, manifestó.

“No les tenemos miedo, contamos como ayer con el apoyo firme y revolucionario de las trabajadoras y trabajadores. Tenemos la absoluta certeza de que llegado el momento una vez más nuestra gloriosa Central Obrera Bolivia sabrá ponerse a la altura de la historia y cerrará filas para impedir el golpe fascista”, aseguró.

HISTÓRICO

El presidente Luis Arce dijo que después de la recuperación de la democracia, en octubre de 2020, el Estado Plurinacional de Bolivia encara una coyuntura histórica decisiva en la reconstrucción de la economía nacional para retomar la vía del bienestar de los pueblos con justicia social.

Aseguró que de la mano del pueblo su administración de Gobierno se dirige al camino de la industrialización de los recursos naturales con sustitución de importaciones, a partir de la recuperación de los conceptos teóricos y prácticos para reducir las desigualdades económicas y sociales en el país.

“En este camino junto a las trabajadoras y los trabajadores hicimos las cumbres de reconstrucción económica, y ahora tenemos el gran desafío de cuidar y defender la unidad, la democracia, los recursos naturales y los derechos conquistados por la lucha de nuestros pueblos”, precisó el Jefe de Estado.

COB

La Central Obrera Boliviana, máxima instancia que aglutina a los trabajadores del país, celebró 70 años de lucha contra el neoliberalismo, la privatización y la defensa de los derechos de sus afiliados.

Intensas movilizaciones, marchas y huelgas de hambre de los trabajadores mineros se agudizaron desde los años 40 contra los monopolios de los barones del estaño y plata, Patiño, Aramayo y Hotchild, protegidos por los gobiernos de turno, lo que motivó la creación de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia en 1944, después que en 1942 se perpetró la primera masacre en el centro minero de Catavi.

Los constantes levantamientos populares encabezados por los trabajadores mineros y fabriles se agudizaron después de las elecciones del 6 de mayo de 1951, en las que el Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), de Víctor Paz Estenssoro, se impuso con el 42,92% de los votos. La derecha no aceptó su derrota y Mamerto Urriolagoitia hizo un autogolpe.

Once meses después, el 9 de abril de 1952, se produjo la revolución que llevó al poder a Paz Estenssoro; los fabriles, mineros y policías tomaron La Paz y Oruro, y desarmaron a las Fuerzas Armadas (FFAA).

Es así que 11 días después, el 17 de abril de 1952, se fundó la Central Obrera Boliviana sustentada en la Tesis de Pulacayo, que fue aprobada en el Congreso Minero de 1946.

Juan Carlos Huarachi ratifica defensa del Proceso de Cambio

El ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB), Juan Carlos Huarachi, ratificó ayer su compromiso de defensa de la democracia, del Gobierno nacional y del Proceso de Cambio recuperado en octubre de 2020.

En ocasión de los actos protocolares en el auditorio del Centro de Comunicaciones La Paz, por los 70 años de creación de la COB, agradeció a la administración del Luis Alberto Arce Catacora y David Choquehuanca Céspedes por la aprobación del Decreto Supremo N° 4668, que hace realidad el cumplimiento de las conquistas sociales demandas por décadas por los trabajadores del país.

En ese contexto, Huarachi dijo que el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de la COB a lo largo de su historia siempre ha defendido en las calles los derechos del pueblo boliviano, por lo que ratifica su compromiso de cumplir con el mandato del XVII Congreso de la COB, de defensa de la democracia, del Gobierno constitucional, del Proceso de Cambio y de la Revolución Democrática Cultural.

“Nuestro compromiso no sólo es por esa lucha, sino en apoyar las políticas para reactivar nuestra economía para el bien del pueblo boliviano, ésa es la tarea (…) Cuando nos toque volver a luchar en las calles, lo vamos a hacer porque estamos organizados para hacer la resistencia como en 2019 y 2020”, sostuvo.

Freddy Mamani: La Central Obrera Boliviana es un referente nacional e internacional

En los actos por el 70 aniversario de la Central Obrera Boliviana (COB), el presidente de la Cámara de Diputados, Freddy Mamani Laura, afirmó que la organización matriz de los trabajadores bolivianos se constituye en un referente en el escenario nacional e internacional, por su unidad y lucha en defensa de los derechos laborales y de la democracia.

“Hoy se celebran estos 70 años de vida de una organización matriz, referencia internacional, porque Bolivia es el único país que tiene una sola Central Obrera Bolivia que aglutina a los sectores asalariados y no asalariados”, elogió la autoridad legislativa.

En esa misma línea, la ministra de Trabajo, Verónica Navia, entregó un reconocimiento al Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del principal ente sindical del país por su labor en defensa de las y los trabajadores y su presencia en los hitos históricos de Bolivia.

“A diferencia de otros países, en Bolivia tenemos el privilegio de contar con una sola organización sindical que aglutina y lidera a todo el movimiento sindical: la COB. Ahora estamos celebrando sus 70 años de vida y lucha”, afirmó la autoridad.

Navia destacó la presencia y participación de la COB en varios momentos del país, desde su resistencia a los gobiernos militares, pasando por el neoliberalismo y sus modelos privatizadores y su liderazgo en contra del golpe de Estado de 2019.

El secretario ejecutivo de la COB, Juan Carlos Huarachi, a nombre de las organizaciones sindicales afiliadas, entregó a la ministra Navia la Medalla al Mérito Sindical, por su labor a favor de los trabajadores y su acompañamiento a las gestiones de dirigentes sindicales nacionales, departamentales y regionales del país.