El presidente Luis Arce y el vicepresidente David Choquehuanca durante el ampliado de la CSCIOB. (Foto: Comunicación Presidencial)

• Redacción Central/

Fortalecer la unidad de los movimientos sociales, debe ser una prioridad ante la articulación de grupos de derecha que con intereses foráneos pretenden dividir y causar desestabilización social.

“Los golpistas están articulándose, ganamos las elecciones, pero no hemos derrotado a la derecha golpista (…) los pueblos indígenas, originarios están gritándonos a viva voz que el camino para derrotar a la derecha definitivamente, es la unidad de nuestras organizaciones sociales” aseveró el presidente Luis Arce, durante su intervención en el II Ampliado de la CSCIOB que se realizó en la ciudad de Cobija, departamento de Pando.

Recordó que en América Latina existe un avance de los sectores populares y revolucionarios; sin embargo, lamentó que persistan los intereses extranjeros de una derecha internacional.

“Si mantenemos la unidad de nuestros sectores sociales el Gobierno es fuerte (…) hay intereses externos e internos que buscan dividir a nuestras organizaciones, lo hemos visto a lo largo y ancho de nuestro país”, indicó según la ABI.

El Mandatario, quien además estuvo acompañado del vicepresidente David Choquehuanca, entre otras autoridades, resaltó la madurez de los movimientos sociales porque “no permiten que exista una división”.

Destacó que en los encuentros de las organizaciones sociales, con la gente de base, se genera un debate sobre la situación del país para consensuar, con la información necesaria, las acciones a seguir.

Recalcó que el Gobierno “es del pueblo y para el pueblo”, por lo que las decisiones se asumen en consenso popular.

“El pueblo boliviano espera mucho de nosotros, desde el Gobierno nacional estamos haciendo los esfuerzos, hemos derrotado a la pandemia (del Covid-19), la educación ya es normal y en economía caminamos muy bien, hemos retomado el rumbo del crecimiento”, recordó.

El II Ampliado Ordinario de la Confederación Sindical de Comunidades Interculturales Originarias de Bolivia, CSCIOB, comenzó ayer sábado, con una participación masiva de las comunidades interculturales.

“Tenemos que trabajar la unidad de todas las organizaciones sociales de Pando, Beni, Oruro, Cochabamba y de todos los departamentos. No podemos pelear porque eso es lo que quiere la clase dominante y el capitalismo, que peleemos entre nosotros. Tienen miedo a la unidad y los interculturales tenemos que trabajar la unidad de todos los aymaras, quechuas, guaraníes y de todos los pueblos”, afirmó por su parte el Vicepresidente, a tiempo de afirmar que los pueblos indígenas conforman una gran familia.