El 8 de noviembre de 2020 juró Luis Arce como presidente. Desde entonces fortaleció las empresas públicas, reactivó la economía e implementó un plan nacional de lucha contra el Covid-19.

• Redacción Central /

La popularidad del presidente de Bolivia, Luis Alberto Arce Catacora, es una de las más elevadas en el mundo, según la revista de la Asociación de Comunicación Política, que se edita en Madrid, España.

La publicación ubica al mandatario boliviano en el quinto lugar mejor evaluado en América Latina y en el undécimo lugar en el mundo. La edición del mes de julio de este año evalúa la aprobación de 22 jefes de Estado, entre ellos Joe Biden, Estados Unidos; Jair Bolsonaro, Brasil; Angela Merkel, Alemania; y Emmanuel Macron, Francia, entre otros.

En el ranking de presidentes con mejor aprobación, Luis Arce se encuentra en el quinto lugar (55%) en América Latina. Antes están Guillermo Lasso, Ecuador (71%); Luis Abinader, República Dominicana (68%); Luis Lacalle, Uruguay (60%), y Andrés López Obrador, México (58%).

El Jefe de Estado boliviano se ubica en el undécimo lugar en el mundo después de Ángela Merkel, Alemania (69%); Vladimir Putin, Rusia (66%); Mario Draghi, Italia (63%); Antonio Costa, Portugal (60%); Scott Morrison, Australia (57%); entre otros.

La Revista de la Asociación de Comunicación Política recoge artículos, análisis, entrevistas y una tabla de popularidad de los principales dirigentes internacionales. Se define como un foro de intercambio de conocimientos sobre la investigación y la práctica de la comunicación política. La publicación aclara que los datos han sido extraídos de diferentes fuentes, indicadas en cada caso, con la única intención de conocer la evolución de los índices de aprobación de cada dirigente en su país a lo largo de sus mandatos.

¿Por qué el presidente Luis Arce tiene altos niveles de popularidad en el mundo? Las principales credenciales son la estabilidad económica y los indicadores sociales envidiables logrados durante los años de mandato de Evo Morales Ayma (2006-2019), cuyos resultados fueron un alto crecimiento económico y una reducción de la pobreza.

Arce y Morales son los constructores de un modelo económico que dio un impulso a la industrialización de los recursos naturales que permitió la edificación de grandes obras de infraestructura, como la Planta de Urea de Bulo Bulo, la creación de empresas estatales y la redistribución de la riqueza a través de políticas sociales.

linkedin