Foto: RRSS

• Redacción Central

Ante las hostilidades entre Israel y Palestina, el Gobierno boliviano expresa su solidaridad con el pueblo palestino y pide unir esfuerzos para que los niños y niñas crezcan libres y en paz.

“Expresamos nuestra profunda solidaridad con el pueblo palestino. Hacemos un llamado a la @ONU_es para detener esta agresión y se respete el derecho de autodeterminación de #Palestina. Debemos unir esfuerzos para que las niñas y niños vivan libres, y crezcan en #paz”, publicó el presidente Luis Arce en su cuenta de Twitter.

Desde el comienzo de las hostilidades el lunes, los ataques israelíes en Gaza han dejado 139 palestinos muertos, entre ellos 39 niños y 22 mujeres, así como un millar de heridos, según datos del Ministerio de Salud de Palestina. Entre los israelíes, al menos nueve personas han muerto, entre ellos niños, añade en informe, publicó Infodiez.

Según una publicación de la Agencia Boliviana de Información (ABI), el secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), António Guterres, demandó el cese inmediato de los combates en Palestina e Israel, y reiteró que sólo una solución política sostenible conducirá a una paz duradera.

Por medio de una declaración publicada por su portavoz, Stephane Dujarric, el titular del organismo internacional destacó que “la escalada militar en curso causa gran sufrimiento y destrucción”, señala un reporte de Prensa Latina.

“Los enfrentamientos se cobraron decenas de vidas de civiles, incluidos, trágicamente, muchos niños. Los combates pueden desencadenar una crisis humanitaria y de seguridad incontenible y fomentar aún más el extremismo no sólo en el territorio palestino ocupado e Israel, sino en la región en su conjunto”, lamentó el diplomático portugués.

Guterres recalcó que las partes deben permitir que se intensifiquen los esfuerzos de mediación, con miras a poner fin inmediatamente a los enfrentamientos.

El máximo representante de Naciones Unidas reafirmó que sólo una solución política sostenible conducirá a una paz duradera y reiteró su compromiso, incluso a través del Cuarteto de Medio Oriente, de apoyar a palestinos e israelíes para resolver el conflicto sobre la base de resoluciones de la ONU, el derecho internacional y los acuerdos bilaterales.