Infografía: Yuri Rojas

Redacción Central /

El presidente del Estado, Luis Arce Catacora, aseguró este viernes, durante su discurso por el 196 aniversario patrio, que la decisión del gobierno de facto de Jeanine Añez de encerrar al pueblo en una cuarentena rígida sirvió para instalar una red de corrupción con el único objetivo de robar al pueblo.

“La cuarentena rígida y militarizada, determinada por el gobierno de facto con la excusa de prevenir la pandemia, sólo sirvió para que se generen escenarios de corrupción y saqueo de las arcas estatales”, señaló el Presidente.

Explicó en su mensaje transmitido por medios de comunicación de todo el país que las  desacertadas decisiones de política económica, social, sanitaria y cultural quedarán escritas en la historia de Bolivia como un atentado al pueblo boliviano.

Reflexionó que el gobierno de facto demostró una vez más que la derecha jamás representará el verdadero interés del pueblo, puesto que sólo busca el interés de unos cuantos, sin importar la miseria generada en las familias bolivianas.

En esa línea explicó que al retornar la democracia se diseñó un plan estratégico e integral para dar una solución integral a la pandemia basada en pilares que son implementados y que lograron reducir drásticamente la tasa de letalidad que causó la enfermedad.

El plan propuesto por el Gobierno empezó a dar resultado de inmediato pues de una tasa de letalidad en la primera ola de 6,2%; hoy, a pesar de las mutaciones del virus, se redujo al 2,7%.

El Jefe de Estado lamentó profundamente las vidas perdidas y expresó el más sincero sentimiento de solidaridad con las familias que perdieron un ser querido.

En ese marco, el ministro de Salud, Jayson Auza, explicó que el Gobierno puso en marcha un plan de cuatro pilares para encarar la enfermedad que golpeó al mundo entero.

“Hoy tenemos un plan compuesto por 10 programas, los cuales están sostenidos por 4 pilares fundamentales: diagnóstico: masivo, accesible,  gratuito y oportuno; vacunación: tenemos garantizadas las vacunas y los procesos de vacunación para toda nuestra población; coordinación estrecha con todos los gobiernos subnacionales que permite cumplir los objetivos de manera sinérgica y la vigilancia epidemiológica activa con médicos que están recorriendo por barrios, casa por casa, detectando casos y haciendo seguimiento a sus contactos”, sintetizó la autoridad.

Sobre la vigilancia epidemiológica, Auza dijo que el despliegue de las brigadas médicas evitó hasta la fecha más de 30 mil casos, gracias al seguimiento realizado, una estrategia que funciona, y que puso a Bolivia entre los países de Latinoamérica con menor cantidad de contagios de Covid-19 y con menor mortalidad, comparado con una constante de 100 mil habitantes.

Cada día desde el Ministerio de Salud se hacen los máximos esfuerzos para cumplir el mandato del presidente Luis Arce Catacora, que es cuidar la salud y la vida de todos los bolivianos y bolivianas.

“Hoy tenemos garantizadas las vacunas para toda la población vacunable; hoy, a diferencia de lo que ocurría en el gobierno de facto, tenemos un plan, un objetivo, una meta a la cual llegar, sabemos dónde estamos y sabemos a dónde queremos llegar, hoy tenemos vacunas”, manifestó.

Es precisamente el excelente grado de relacionamiento del mandatario boliviano con sus pares de potencias y países amigos que logró conseguir inmunizantes, ya que la gestión de la golpista Añez en ocho meses no hizo las gestiones para conseguir una sola vacuna, tampoco un sólido plan para contrarrestar los efectos de la pandemia.

La improvisación, el mal uso de los recursos económicos, la mala actuación epidemiológica, la poca importancia que se dio a los centros de primer nivel durante el gobierno de facto tuvieron resultados lamentables ya que solamente la primera ola concentra más de la mitad de muertes que se han producido en la segunda y la tercera.

“Son las terribles consecuencias que ha sufrido nuestro país epidemiológicamente hablando, pero a todo esto se le debe sumar el componente económico, la gran afectación económica que hemos tenido gracias a esa cuarentena, que primero era rígida, después se constituyó en cuarentena dinámica y luego en flexible, al final la única estrategia que se tenía era encerrar al pueblo boliviano”, coincidió Auza con el Presidente.

Hoy se afronta la pandemia con una estrategia integral y sin un solo día de cuarentena, con diferencias abismales como la posibilidad diagnóstica que Bolivia tiene hoy adquiriendo más de 4,3 millones entre pruebas PCR y de antígeno nasales que están a disposición de la población de manera gratuita para realizar el diagnóstico y un control epidemiológico adecuado. En el gobierno de facto las pruebas PCR llegaban a costar hasta Bs 1.600.

Vacunas para todos

De todo el universo de vacunas, aproximadamente un 70% corresponde a compras que el Gobierno realizó de manera bilateral, constituyéndose en el segundo país de Latinoamérica que inició la inmunización, superando la barrera del 40% de la población vacunada con la primera dosis, para las segundas dosis depende del tiempo de espera y otros factores, con primeras dosis que ya ofrece una alta protección. Y se trabaja trabajando arduamente para alcanzar la meta del 50% de la población vacunable inmunizada.

“Hoy no existe mejor regalo para el pueblo boliviano que tener el acceso a estas vacunas, a estas dosis de esperanza e invitamos a toda la población a que acuda y ejerza este derecho de defensa de la vida; nosotros queremos invitar a todo nuestro pueblo y decirle que asistiendo a los centros de vacunación se está cuidando la salud de uno, de su familia y la salud de la patria en su conjunto”, puntualizó Auza. 

En ese sentido, el Primer Mandatario en su alocución en día de la patria expresó que también otros países del mundo deberían tener acceso a las vacunas y para lo cual desde Bolivia se hizo el llamado para la liberación de las patentes, en un mundo en el que algunas potencias concentraron la compra de mayores cantidades de inmunizante dejando relegadas a otras naciones

“Como país denunciaremos a nivel nacional e internacional la injusticia que genera el capitalismo, la mercantilización de la salud, y su impacto en el acceso a las vacunas, cruel e inhumano, que reproduce el actual orden mundial capitalista. No más de 10 países del capitalismo central acumulan más vacunas de las que realmente necesitan, mientras el resto de los países tenemos que disputarnos el resto de las vacunas disponibles. Todo eso ha sido reconocido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y las Naciones Unidas”, señaló Arce.

Récords de vacunación

La campaña logró inmunizar a más de 100 mil personas por día, el esfuerzo y batalla por la vida se tradujo en garantizar más de 18 millones de vacunas de distinta procedencia, actualmente más de 8,5 millones ya llegaron al país y, según el Presidente, se espera que más de 10 millones lleguen pronto.

“Hasta diciembre vamos a tener inmunizada aproximadamente al 90% de la población mayor de 18 años. Pero no es sólo vacunas, como solución estructural, lo que hemos garantizado para todas y todos. Hasta ahora se ha logrado encarar el diagnóstico oportuno, masivo y gratuito con más de 4 millones de pruebas antígeno nasales y reactivos para la PCR, además de tener disponible más de siete medicamentos gratuitos para el tratamiento anti-covid”, explicó el Mandatario a Bolivia y al mundo.

El Presidente señaló que su compromiso por la salud es irrenunciable; y se dará continuidad al Plan de Hospitales fortaleciendo el Sistema Único de Salud, orientando los esfuerzos a garantizar el acceso universal, equitativo, oportuno y gratuito a la salud, con calidad y calidez, en la atención de todo el pueblo.

“Sabemos a dónde vamos, cuáles son las preocupaciones del pueblo boliviano porque estamos recorriendo toda Bolivia y mantenemos un diálogo directo con la población, y también sabemos que aún nos falta mucho por hacer. Sin embargo, si seguimos esta senda que hemos retomado, llegaremos a nuestro Bicentenario con una Bolivia unida, digna, productiva y nuevamente líder en la región”, destacó el primer ciudadano del país.

LinkedIn