Fotos: Presidencia

• Romina Montoya /

El presidente del Estado Plurinacional, Luis Arce, participó ayer en Cochabamba, La Paz y Santa Cruz de las multitudinarias concentraciones de organizaciones sociales y otros sectores que con una marcha exigieron el respeto a la wiphala a los cívicos cruceños, y en defensa del Gobierno ante los intentos golpistas de la derecha.

El Jefe de Estado, en su discurso ante una masiva participación de sectores sociales en la plaza San Francisco de la sede de gobierno, señaló que “les demostraron a los grupos de la oposición que como ellos tienen el recurso del golpe de Estado, nosotros tenemos el recurso de ganar en las urnas”.

“Lo que no ganaron en urnas quieren ganar a la mala. Con golpes, con actitudes antidemocráticas (…) Les decimos a los golpistas que el golpe no pasará”, aseguró.

En los nueve departamentos del país se organizaron concentraciones masivas para reivindicar la wiphala, símbolo patrio que fue agraviado el 24 de septiembre en Santa Cruz por afines al gobernador cruceño, Luis Fernando Camacho.

Marcha en Cochabamba en defensa de la wiphala y del gobierno de Luis Arce. (Foto: Omar Torrez)

Como sucedió en Cochabamba, donde participó en un acto similar antes del mediodía, el mandatario dijo que la oposición busca desconocer el resultado de las elecciones presidenciales de 2020 con las movilizaciones que promovieron cívicos, políticos opositores y gremiales en varios puntos del país para rechazar el proyecto de Ley Contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas.

En sus declaraciones rechazó los hechos de violencia registrados en el Plan Tres Mil de Santa Cruz e indicó que a diferencia de estos hechos de violencia, el Gobierno nacional impulsa el respeto a la democracia y a la decisión del pueblo en las urnas.

“Condenamos lo que ocurrió en el Plan Tres Mil en Santa Cruz; en San Carlos, Santa Cruz. Lo que no pudieron ganar en las urnas quieren hacerlo a través de grupos mafiosos y grupos criminales. Hoy, también en Bolivia les vamos a decir a todos ellos que esto no lo vamos a permitir, hermanas y hermanos”, manifestó.

Como cierre de la gran concentración del wiphalazo, el presidente Luis Arce se hizo presente en Santa Cruz, donde frente a una multitudinaria concentración de movimientos sociales que agitaban con ahínco las wiphalas exigió respeto a ese símbolo patrio. Además, indicó que representa la lucha, la integración y la vida.

En alusión a los actos racistas y de discriminación registrados el 24 de septiembre, el mandatario pidió a la derecha mirarse al espejo porque en cada uno de los bolivianos existe sangre quechua, mojeña e indígena, por lo que será importante que se reconozca las raíces de Bolivia.

“Quiero agradecer hoy al pueblo cruceño, al pueblo boliviano, que en sus nueve departamentos nos dijo: ‘Presidente Lucho siga trabajando por el pueblo boliviano’”, destacó en un multitudinario acto para el desagravio de la wiphala, que se llevó a cabo en la plaza del Chiriguano de la ciudad de Santa Cruz.

El Jefe de Estado comprometió que continuará con su labor para que Bolivia salga adelante y sea un país digno.

Concentración de organizaciones sociales en Santa Cruz.

REPERCUSIONES

El viceministro de Régimen Interior y Policía, Nelson Cox, expresó que las intenciones golpistas con artífices de 2019 consiguieron cómplices en los comités cívicos para pretextar una movilización so pretexto un proyecto de ley que no afecta a la población; sin embargo, no lograron su objetivo porque el pueblo es sabio y no quiere movilizaciones ni paros.

En esta línea, el Gobierno nacional cumplió garantizando la libre transitabilidad en los nueve departamentos del país con el despliegue de un contingente policial con el que se coordinó disuadir y evitar bloqueos, y hechos de violencia empleando una lucha con fuerza proporcional para apartar a las personas que pretendían perjudicar.

En Sucre, el ministro de Salud y Deportes, Jeyson Auza, quien junto a otras autoridades participó de la columna interminable de sectores y organizaciones sociales, afirmó que “no hay mejor momento para reivindicar nuestra wiphala, reivindicar este proceso de descolonización que llevamos adelante y decirles a los bolivianos que nuestra esencia como pueblo está viva, tenemos más de 500 años de resistencia y podemos resistir muchos más, no vamos a permitir que desubicados estén ofendiendo les guste o no un símbolo patrio reconocido por nuestra Constitución Política del Estado”. 

En Tarija, el viceministro de Autonomías, Álvaro Ruiz, destacó la masiva presencia de las organizaciones sociales que unidas y a una sola voz rechazaron los actos de desagravio a la wiphala por parte del gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho.

El presidente de la Cámara de Diputados, Freddy Mamani Laura, calificó como un día histórico a la gran movilización de organizaciones sociales del departamento de La Paz en defensa de la wiphala, la democracia y la unidad del pueblo boliviano. Aseguró que este mismo panorama se repite en otras ciudades del país.

“No se preveía la cantidad de hermanos y hermanas que podrían concentrarse de esta manera, realmente es emocionante el día del wiphalazo no sólo en el departamento de La Paz, sino en los nueve departamentos, se va a escribir en la historia de nuestro país”, sostuvo.

Ayer, miles de personas, representantes de organizaciones sociales y de la población civil se concentraron en la ciudad de El Alto para descender en una marcha pacífica hasta la plaza San Francisco, de la ciudad de La Paz, lugar donde se desarrolló el acto central para reivindicar a la wiphala.

linkedin