El presidente Luis Arce Catacora en el aniversario de la CGTFB. (Foto: Comunicación Presidencial)

Milenka Parisaca / Ahora El Pueblo digital /

El presidente del Estado Plurinacional, Luis Arce Catacora, convocó este viernes a los trabajadores del país a estar atentos a los intentos de redición del golpe de Estado de 2019 por parte de actores de la derecha que nunca les agradó el Estado Plurinacional, la inclusión de los sectores sociales ni la democracia, que solo la utilizan cuando les conviene.

“Hay personas en nuestro país que nunca les ha agradado nuestro Estado Plurinacional, la inclusión de muchos sectores y tampoco les gusta la democracia cuando no les conviene. Cuando la democracia no les es útil empiezan a cuestionarla y utilizar otros mecanismos extra democráticos para hacerse del poder y en eso la clase obrera debe estar muy atenta. Lo hemos vivido en 2019 con el golpe de Estado y estamos seguros que ningún fabril, minero, trabajador está dispuesto a repetir esa triste historia del país”, dijo el Jefe de Estado en el marco de los 71 años de aniversario de la Confederación General de Trabajadores Fabriles de Bolivia.

Señaló que a la derecha nunca le interesó que Bolivia ingrese a la industrialización, ni a la mejora cualitativa de la vida de los bolivianos, pero sobre todo que el sector fabril crezca porque representa poner aplicar políticas en favor de las mayorías, con la implementación de fábricas y empleos, bajo la Ley General del Trabajo.

“Es muy importante entender, por lo tanto, que cuando el país no se industrializó no fue por casualidad, no porque no hubo plata o los deseos de hacerlo, sino porque también estaba el objetivo de parar, frenar a una confederación de fabriles que por supuesto iba a crecer y se iba a convertir en una de las principales fuerzas como ocurre en cualquier país que tiene industria donde el sector obrero, el sector fabril”, afirmó.

El Jefe de Estado remarcó que el Gobierno nacional continuará en el proceso de industrialización, construyendo una mejor economía y consolidación de una estrategia para posicionar al país donde siempre debía estar, porque cuenta con recursos naturales, producción agropecuaria y principalmente logró instalar en la población el chip productivo y de industrialización.

En ese contexto, reiteró el pedido de unidad de todos, para mantener el proceso como un patrimonio y bajo una consigna ideológica, manteniendo los principios de clase social que siempre estuvo presente en los trabajadores fabriles y que es muy respetable y característico.

 “No hay que traicionar jamás ni olvidarse de donde han venido”, subrayó.

“Por lo tanto nuestro compromiso de seguir trabajando por la clase trabajadora, llevar adelante lo que siempre hemos soñado desde jóvenes, un país más justo, más igualitario, con mayores oportunidades para todos, así soñamos el país y estamos empeñados en hacerlo. Estamos seguros que al lado de la Central Obrera Boliviana, de nuestros hermanos fabriles vamos a lograr la construcción de ese Estado más justo para todos”, agregó.

Por su parte, el secretario ejecutivo de los trabajadores fabriles de Bolivia, Mario Segundo Quispe, expresó su compromiso de luchar junto al Gobierno y defender la democracia del pueblo boliviano y los recursos naturales.

“Damos un mensaje nuevamente a los opositores a la derecha que lo que pretenden no vamos a permitir, vamos a defender a nuestro presidente Arce Catacora que ha sido elegido democráticamente”, afirmó.