El emblemático Monoblock de la Universidad Mayor de San Andrés, en la ciudad de La Paz. (Foto: Jorge Mamani)

• Redacción Central /

El presidente Luis Arce, en un mensaje transmitido ayer por Bolivia TV, saludó a toda la comunidad universitaria y exhortó a los estudiantes a ser protagonistas de las transformaciones estructurales a nivel científico y tecnológico en beneficio del país.

Arce felicitó a todos los estudiantes, docentes y administrativos del sistema universitario y los conminó a seguir avanzando en la construcción del Estado Plurinacional de Bolivia.

“Las universidades públicas deben seguir siendo faros de conocimiento, espacios de discusión política, descolonizadora y despatriarcalizadora, liberadora y antiimperialista”, encomendó la primera autoridad del país.

En su discurso, el Jefe de Estado manifestó que las universidades públicas deben contribuir a la construcción permanente de la utopía del pueblo boliviano.

“El país necesita universitarios comprometidos con su pueblo para fortalecer el vínculo con las organizaciones sociales y toda la sociedad civil“, agregó.

El Primer Mandatario recordó que en el Décimo Congreso Universitario que se realizó en agosto de 1952, bajo el postulado Extirpación del Imperialismo, se planteó  la reforma agraria, la nacionalización de las minas, la diversificación de la economía nacional, la defensa de los recursos naturales, la lucha por las libertades democráticas, la sindicalización, el voto universal, entre otros temas.

Arce recordó que las universidades públicas siempre fueron la vanguardia en la lucha contra las dictaduras, como los gobiernos de Hugo Banzer, Natusch Busch, García Meza y otros.

El Presidente dijo que el país recuperó el modelo económico, social, comunitario productivo y las universidades deben ser protagonistas en las transformaciones estructurales a nivel científico y tecnológico que permitan volver a “la senda del crecimiento económico con justicia social”.

La Autonomía Universitaria fue el resultado de múltiples luchas de estudiantes y docentes, se consolidó con su promulgación el 25 de julio de 1930, mediante decreto supremo durante el gobierno del presidente Carlos Blanco Galindo.

LinkedIn