Luis Inácio Lula da Silva, expresidente de Brasil, recibe el apoyo de la población. (Foto: Telesur)

• Telesur /

Ante la falta de pruebas de una acusación de tráfico de influencias contra el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, un tribunal de Sao Paulo decidió archivar las investigaciones que involucraban a la constructora brasileña OAS, implicada en varios casos de corrupción.

De acuerdo con la magistrada federal del 9° Tribunal Federal de Sao Paulo, María Carolina Akel Ayoub, no existen señales mínimas para proseguir con unas indagaciones en las que los delitos imputados contra el exmandatario ya hubieran prescrito, según reseñan medios locales.

“Transcurridos más de seis años entre la fecha de los hechos, 2011, y el momento presente, se constata la prescripción de la demanda estatal para todos los delitos aquí investigados en relación con Luiz Inácio Lula da Silva”, aseguró la jueza.

Además, resaltó que como sucede con el resto de los imputados, no hay causa justa para seguir con las investigaciones a causa de las pocas evidencias recopiladas.

El partido PT de Brasil remarcó que al archivar las investigaciones se comprueba que Lula fue víctima política.

Tras esta nueva decisión judicial, se contabilizan 19 investigaciones que se abrieron contra el ex Jefe de Estado que terminaron archivadas por falta de pruebas o atribución irregular de competencias.

En este sentido, también se han confirmado el ejercicio de acciones parciales durante el proceso, desde que, en marzo pasado, la Justicia anulara sus condenas en el caso Lava Jato.

Los abogados de Lula, Cristiano Zanin Matins y Valeska Teixeira Martins, declararon que la medida judicial es una muestra más de que el líder del Partido de los Trabajadores fue víctima de una guerra jurídica, donde Lava Jato “frenó al estado de derecho realizar denuncias premiadas que se sabe que no son razonables con el claro objetivo de alcanzar y aniquilar objetivos predefinidos.

linkedin