pol13-f1-evo - afp

 

Redacción central – Edición impresa

En algo más de una semana en el exilio, desde el 12 de noviembre, el expresidente Evo Morales concedió en México al menos ocho entrevistas a medios locales e internacionales, refiere el periodista Rafael Archondo.

Archondo reside en Puebla, y en el artículo Bolivia en la disyuntiva, que publicó en La H Parlante, señaló que Morales se fue a la capital azteca precisamente para lograr esa cobertura en los medios.

“En La Habana solo hubiera podido hablar con el Granma y Prensa Latina”, concluye.

El periodista boliviano, que fue representante en las Naciones Unidas (2011-2012) y que sigue atentamente la actividad del exmandatario, que encontró asilo político en México, puntualiza en el mencionado artículo lo siguiente:

“En las entrevistas ya nos dijo para qué volvería a Bolivia “en cualquier momento”. Ha negado el fraude, ha negado su renuncia, ha negado incluso que Rusia haya reconocido al gobierno de Áñez. De modo que si Evo vuelve es para ratificar los resultados oficiales de las elecciones torcidas del 20 de octubre y quedarse, al menos, cinco años más en el gobierno. Su retorno aéreo sería al aeropuerto de Chimoré, de donde llegaría a La Paz acompañado por multitudes sindicalizadas”.

Entrevistas 

Desde el momento en que pisó territorio mexicano, Morales reafirmó su decisión de continuar en la lucha.

De esa manera, La Reforma, uno de los principales periódicos de ese país, en su edición digital del martes 12 noviembre, relató: “El renunciante presidente de Bolivia Evo Morales arribó esta tarde a México y dijo que el gobierno de ese país le ‘salvó la vida’ al concederle asilo, y anunció que ‘mientras tenga la vida, seguimos en política, seguimos en la lucha’”.

Mientras que en la entrevista que concedió a El País, de Madrid, el 14 de noviembre, señaló  que el informe  preliminar de la Organización de los Estados Americanos (OEA), emitido las primeras horas del domingo 10, iba a convulsionar el país. En el documento, el organismo hemisférico reafirma las irregularidades detectadas en las elecciones del 20 de octubre.

En referencia a ese hecho, Morales dijo al periódico español: “Hablé con su jefe de gabinete, Gonzalo Koncke (de Luis Almagro, secretario general de la OEA), le dije que con ese informe iban a incendiar el país, que iba a haber muertos. Dicen que gané, pero no con claridad, entonces, debería haber segunda vuelta, pero no, quieren nuevas elecciones”.

Una de las entrevistas que tuvo amplia repercusión fue la realizada  por el periodista uruguayo Gerardo Lissardy, de BBC Mundo, difundida el 16 de noviembre, en la que el exmandatario contestó a las siguientes preguntas en estos términos:

¿Entonces en el futuro, usted piensa volver a presentarse en alguna otra elección; no en esta próxima?

Eso no depende de mí, depende de los movimientos sociales, depende de Bolivia.

¿Si se lo piden lo va a hacer?

Repito, depende de ellos. Pero hay nuevos líderes que surgen.

Usted señala la necesidad de pacificar, pero al mismo tiempo ha llamado a resistir…

En cualquier parte del mundo, frente a un golpe de Estado, todo el mundo va a resistir. Nosotros lo que queremos es que se pacifique y se resuelva mediante el diálogo.

¿Tiene fecha para volver a Bolivia?

No tengo. Pero voy a volver allí en cualquier momento. Justamente para combatir a todos tus seguidores y a ti. Te voy a combatir desde Bolivia.

Evo Morales muchas gracias por esta entrevista con la BBC.

 

 

Camacho y Pumari condenan proceder de AMLO

Los presidentes de los comités cívicos de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, y de Potosí, Marco Antonio Pumari, condenaron ayer el accionar del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), por permitir al expresidente  Evo Morales incitar a la subversión y violencia en Bolivia.

“Conjuntamente con @Marco_Pumari_A nos dirigimos al presidente de México @lopezobrador_ para manifestarle nuestra condena a su accionar y el de su gobierno. México no puede permitir que @evoespueblo incite a la subversión y violencia desde su territorio”, escribió Camacho en su cuenta en Twitter.

En la red social, el cívico cruceño también difundió una carta de tres páginas dirigida el lunes al presidente López Obrador, en la que repudian  que no se cumpla con el Tratado de Montevideo, lo que es un “acto inamistoso y condenable”.

“También nos duele ver cómo una persona que hizo tanto daño, que promueve el odio y la violencia y que se jacta de hablar en representación de los sectores más pobres, está recibiendo una jugosa asignación del pueblo mexicano y vive con extraordinarios lujos, dudo que los mexicanos estén de acuerdo en cargar sus gastos públicos”, señala la misiva que firmaron los dos cívicos.