El mandatario argentino —centro—, durante el mensaje dirigido a todo el país. (Foto: Infobae)

Clarín / Bolivia Digital

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, anunció este sábado la extensión  de la cuarentena general hasta el 10 de mayo en todo el país ante el avance del coronavirus.

“Hemos avanzado mucho pero no podemos decir que hayamos resuelto el problema”, dijo el mandatario en un mensaje a los argentinos. “La pandemia exige hacer un esfuerzo más”, aseveró.

Fernández definió la continuidad del aislamiento social preventivo y obligatorio con los gobernadores y con el comité de expertos sanitarios que lo asesoran frente a la pandemia del COVID-19.

Insistió una vez más que la mayor dificultad está “en los grandes centros urbanos”, donde se registran más del 47% de los casos, y por eso enfatizó que en las ciudades con más de 500.000 habitantes seguirán las restricciones como hasta ahora.

“En esta tercera etapa dejamos en manos de las autoridades provinciales el manejo de las actividades que pueden ser habilitadas. Vamos a permitir que la mitad de la población se movilice”, detalló el dignatario, en referencia a las actividades que el Ejecutivo acordó con los gobernadores.

El Jefe de Estado presentó las nuevas medidas desde la Residencia de Olivos. Ahora, se emprenderá una etapa de cuarentena “focalizada” con la liberación de algunas actividades productivas y servicios en algunas provincias.

En las últimas horas, las autoridades de salud argentinas informaron que hubo nueve decesos por la enfermedad y 173 nuevos casos confirmados, lo que da un total de 3.780 infectados en el país.

Según informaron desde el Gobierno nacional, todas las autoridades provinciales y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez, respaldaron la decisión de continuar con la cuarentena.