El ministro de Obras Públicas, Iván Arias.

El Ministro de Obras Públicas mencionó que el Decreto Supremo 4229, que emitió ayer la presidenta Jeanine Áñez, permite la reanudación de las actividades laborales de al menos cuatro sectores independientemente del nivel de riesgo en cada región.

Bolivia Digital

El ministro de Obras Públicas, Iván Arias, informó que el Decreto Supremo 4229, aprobado ayer por la presidenta Jeanine Áñez, permite la reanudación de las actividades laborales de la minería, de oficios, comercio y la construcción, así como la continuidad de las actividades agropecuarias e industriales.

Recordó que la Presidenta informó que la cuarentena total se mantiene hasta el 10 de mayo y que a partir del 11, el país ingresará a una nueva etapa denominada cuarentena dinámica, que establecerá restricciones menos rígidas para algunas regiones, donde las personas volverán a trabajar, pero deben continuar con las normas estrictas de bioseguridad para evitar contagios de coronavirus.

Detalló que el Decreto Supremo 4229 contiene 12 artículos y es complementario a las disposiciones emitidas anteriormente para precautelar la salud de los bolivianos y evitar la propagación del COVID-19. “Sin embargo, establece el reinicio o la reactivación de las actividades económicas de forma paulatina, según la evaluación de cada departamento y municipio”, sostuvo.

En ese marco, Arias resaltó que el artículo 5 de la nueva norma sobre actividades económicas permite la reanudación de las actividades laborales del sector minero, servicios de comercio, oficios y la construcción, independientemente del nivel de riesgo en que sea catalogado en cada departamento, que será realizado por el Ministerio de Salud, entidad encargada de calificar a las regiones en tres categorías: riesgo alto, medio y moderado.

El sector minero incluye la provisión de insumos, materias primas y la distribución y comercialización de sus productos. “En este sector se ajustarán los horarios laborales y turnos a partir de sus actividades independientes”.

Los servicios de comercio serán vía telefónica o internet siempre y cuando los productos sean entregados a domicilio.

Por ejemplo, las empresas ofertarán a los usuarios llevar a sus casas productos de limpieza, ropa y otros productos, explicó la autoridad.

Los servicios no profesionales u oficios en los domicilios o empresas de los usuarios se cumplirán a partir de la movilización individual. En ese marco, las trabajadoras del hogar pueden continuar trabajando, aclaró el ministro.

A partir del 10 de mayo podrán iniciar actividades económicas el sector de la construcción sujeto a reglamentación de los ministerios de Obras Públicas, Trabajo y de Salud.

Arias añadió que los sectores que se mantuvieron en movimiento en esta época de cuarentena fueron la industria, manufactura y el agropecuario, que continuarán sus labores con el ajuste de horarios y turnos.