Una multitud hostiga a los uniformados en Shinahota, Cochabamba. (Foto: Captura de video)

Bolivia Digital

El ministro de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, Iván Arias, deploró el viernes la violencia generada en Shinahota la noche del jueves contra la Policía Boliviana, y aseguró que ello no va en contra de las autoridades ni del Gobierno constitucional, sino que atenta contra la vida de los propios ciudadanos y vecinos de ese municipio del trópico cochabambino por la expansión de la pandemia del coronavirus.

Subrayó que la violencia es generada por dirigentes que buscan poner a la población en contra de las autoridades.

“Lo lamentable es que no hemos llegado al pico de la enfermedad y tenemos este tipo de reacciones, de gente que no entiende que el daño es colectivo”, señaló Arias en entrevista con Cadena A.

La autoridad calificó de “desacato” la violencia generada y la advertencia contra las fuerzas del orden de abandonar hasta este mediodía la región cocalera.

El ministro rechazó la actitud de algunos dirigentes del otrora partido de gobierno, cuyo jefe político (Evo Morales) huyó del país tras el fraude en las elecciones generales del 20 de octubre de 2019.

“Desinforman y manipulan a la población, haciéndole creer que no existe la enfermedad, para no acatar las restricciones en el municipio de Shinahota”, dijo Arias.