La ciudad desde hace un año extraña obras, para festejar su mes aniversario.(Foto Ahora EL PUEBLO)

• Redacción Central/

El 3 de mayo de 2021, Iván Arias fue posesionado como alcalde de La Paz. En el acto pidió a los paceños que esperen de él trabajo, entrega y pasión por la ciudad, y los paceños siguen esperando que cumpla lo prometido.

Ahora, el Alcalde anunció la agenda de las fiestas julias que incluye 158 actividades, anuncios de licitaciones, la verbena y el desfile de teas, pero ninguna obra descollante para la ciudad y prometió cumplir las promesas electorales, a un año de su ascensión al poder municipal, como el cobro de el parqueo en las calles.

“El Alcalde se ha olvidado que ya no está en campaña, que era el momento para hacer promesas. Durante su gestión tenía que cumplir esas promesas, no puede seguir prometiendo un año después de haber sido designado como Burgomaestre en el municipio La Paz”, aseveró la concejala Roxana Pérez Del Castillo.

Recordó que Arias prometió en campaña proselitista, la entrega de una obra por día, pero no cumplió y las que entrega solo lo hace con infraestructuras de gestiones anteriores; no inició una obra de envergadura en más de un año, tampoco hizo nada por actualizar el mapa de riesgos que hace 10 años continúa igual.

El Burgomaestre aseguró que jamás se iba quejar el no tener dinero en las arcas municipales, sin embargo, de manera irregular, logró un crédito millonario con el que pretende solucionar las falencias que evidencia la población en su gestión.

El Alcalde propone fiestas cuando la ciudad enfrenta serios deslizamientos, antes del inicio de la época de lluvias que dejó familias en luto y cuando los terrenos ceden, que no ha podido resolver.

Las protestas contra el alcalde Iván Arias son constantes.

En salud, Arias prometió establecer laboratorios en los centros de primer nivel; esos mismos centros hoy no tienen ni siquiera material de escritorio y corren el riesgo de carecer de agua por la deuda millonaria que no se paga desde hace meses.

También prometió construir hospitales de segundo nivel y hoy ni siquiera se cuenta con los proyectos, pero si la intención de remozar nueve plazas y parques que son parte de los 18 proyectos sin diseño final, que efectuará con el dinero que se prestó de la banca privada con grandes intereses pero ni siquiera tiene la capacidad de priorizar los recursos existentes.

“Prometió y reducir la burocracia y el peso laboral financiero en la Alcaldía, porque hay duplicidad y hasta triplicidad de funciones pero solamente esta gestión, además de los Bs 600 millones en personal, ha incrementado en el reformulado Bs 10 millones para más personal; seguimos pagando promesas de campaña”, dijo Del Castillo.

NIÑEZ MALTRATADA
La concejala recordó el maltrato a la niñez; primero, con el abandono de las unidades educativas a las que no se dio mantenimiento o haciendo que a medio año los niños pasen clases en aulas deterioradas y con nulas medidas de bioseguridad y estén desamparados en la pandemia.

Pero no solamente fueron abandonados desde la óptica de educación, en el mantenimiento de las infraestructuras, los niños fueron abandonados también en las Defensorías y los Slims que redujeron el presupuesto y al personal, rebajando una dirección a una jefatura.
Para la concejala Joselinne Pinto los paceños esperan obras en julio, pero lamentablemente este año va a ser muy distinto ya que el Alcalde no tiene buena voluntad.

“En vano se ha prestado Bs 175 milllones, si al final no se están presentando obras. Estamos pagando intereses altos y no hay nada que se esté iniciando, ni siquiera hay un proyecto a diseño final que haya presentado Arias”, explicó.

Con dinero y sin obras
El Alcalde no puede dar explicación sobre los proyecto que tiene planificados con el dinero que se prestó de forma irregular, ni la ubicación o el diseño final de lo anunciado que al parecer se quedará como un anuncio más.

El concejal Chain explicó, en tono burlesco, que lo más seguro que cumplirá Arias serán los festejos ya que solamente eso verán los paceños este mes.

“No hay obras, es una decepción porque hay plata y no las obras, porque justo los secretarios no están cumpliendo con su trabajo”, dijo Chaín.

Por su parte el concejal Javier Escalier explicó que las actividades que presentó el Alcalde en el programa de las fiestas julias, tiene casi el 50% de fiestas y festejos que prepara la Casa de la Cultura ante la carencia de obras para la ciudad.

“No existen obras de envergadura; recordemos que hasta el momento el Alcalde sigue entregando obras de la gestión anterior, y cómo vamos a tener obras si es que más de 90 empresas constructoras no se les ha pagado; así está La Paz, sin norte y sin rumbo”, explicó Escalier.

Dijo que lamentablemente el Alcalde se aplazó en la gestión de su gobierno municipal y está vendiendo siempre humo como en el Gran Poder donde se evidenció en el recorrido los baches y una pésima iluminación.

En julio, el Alcalde no tiene nada que ofrecer y La Paz lamentablemente no tiene mucho que festejar.

Promesas rotas de campaña

De acuerdo con la propuesta que Arias presentó en campaña a la población, se anunció trabajar en seis ejes: La Paz en paz, La Paz con gobierno abierto y eficaz, La Paz con norte y productiva, La Paz saludable, La Paz moderna y verde, La Paz rápida e interconectada, pero según la percepción de los concejales ninguna propuesta se cumplió.

Dos leyes que frenan los apetitos políticos de Arias

La presidenta del Concejo Municipal, Yelka Maric, de la agrupación Por el Bien Común y Lourdes Chambilla apoyaron la Ley Municipal de Identidad Institucional que prohíbe a Arias usar colores de su partido en obras y otra que lo obliga a respetar la bandera de la ciudad.

“El Alcalde a partir de ahora no va a poder pintar o embadurnar los establecimientos escolares, las plazas o cualquier sitio municipal con los colores de su partido, como lo ha hecho Juan del Granado o Luis Revilla con los colores del partido de turno, ahora también Iván Arias ha pretendido hacerlo mismo durante un año”, explicó el concejal proyectista Javier Escalier.

La ley fue propuesta cuando el Alcalde decidió cambiar los colores del histórico Teatro Municipal, del ocre original al celeste y blanco, lo que indignó a una parte de la población.

También se vieron espacios públicos pintados con los colores del partido de Alcalde, como plazas, escenarios deportivos y el Bioparque Vesty Pakos donde murieron aproximadamente 90 animales silvestres.

En ese marco, Escalier agradeció al Concejo Municipal, no solo a los miembros de la bancada del MAS, sino también a concejales del oficialismo, Yelka Maric y Lourdes Chambilla, quienes apoyaron las normas.

“Ahora con esta ley se le han cortado esas alas; le estamos prohibiéndo al Alcalde manejar y manosear la bandera a su antojo”, dijo Escalier.
Al respecto, la concejala Roxana Pérez del Castillo recalcó que la Alcaldía no será un botín político y que no se puede usar más los recursos de los paceños para promocionar un partido político.

“Lamentamos de sobremanera que se ha quitado la identidad paceña a nuestro municipio cambiando de colores de la bandera que es rojo punzó y verde esmeralda, y esos son los colores que todos y todas debemos respetar, sin romper o vulnerar esa identidad que tenemos como municipio”, dijo.