El ministro Iván Arias cuando es dado de alta médica en La Paz. (Foto: MOPSV)

Bolivia Digital

El ministro de Obras Públicas, Servicios y Vivienda (MOPSV), Iván Arias, afirmó este sábado que “tenemos dos frentes que encarar unidos, la batalla contra el COVID-19 y la reactivación económica” del país, luego de que la autoridad recibió el alta médica en la Caja de Salud Cordes, La Paz, donde estuvo internado desde el 28 de julio para un estricto control a causa de contraer la enfermedad.

Mediante un comunicado, la cartera de Obras Públicas confirmó la alta médica de Arias al dar negativo a los análisis para el COVID-19. Según el informe médico, la autoridad se encuentra estable y su proceso de recuperación plena lo realizará en su domicilio.

“Agradecer a Dios, nuestro creador, a mi inclaudicable esposa y familia, mis hijos, a los valientes y sacrificados, comprometidos, doctores y doctoras y enfermeras, a la presidenta constitucional Jeanine Áñez, a mis colegas del MOPSV, y a todos y todas las bolivianos que desde todos los rincones de nuestro gran país me apoyaron con sus oraciones, mensajes y donaciones de plasma”, dijo Arias.

La autoridad también se refirió al bloqueo de carreteras -promovido por simpatizantes del Movimiento al Socialismo (MAS)-, al cual calificó como la “guerra del oxígeno” y que, a decir de Arias, causó la muerte de más de 50 personas que requerían el insumo medicinal.

“Mientras estaba internado, un grupo de vándalos desató la guerra del oxígeno, una acción de lesa humanidad que dejó más de 50 muertos por falta del aire vital, yo mismo sufrí la carencia de este elemento (…) don Mario Limachi envió un desesperado pedido para que los bloqueadores del oxígeno no sean malos, que no sean malditos y dejen pasar el oxígeno”, aseveró.

A lo anterior, continuó Arias, se debe añadir el hecho de que se busque favorecer a los bloqueadores con una ley para protegerlos y “que se mantengan impunes, Dios mío donde hemos llegado; el asesino con salvoconducto y el inocente muerto”.

En ese marco, convocó a la población a salir adelante con diálogo y construir un norte común en beneficio del país.