Fumigan áreas del Comando General de la Armada Boliviana.

Bolivia Digital

Como una medida de contención, prevención y protección contra el brote del coronavirus (COVID-19), el Comando General de la Armada Boliviana, velando por la seguridad de sus efectivos implementó la instalación de “cámaras de desinfección” en sus Grandes y Pequeñas Unidades Navales, desplegadas en las cuencas; Lacustre, Amazónica y Del Plata.

La disposición tiene el propósito de cuidar a sus efectivos oficiales superiores, oficiales subalternos, suboficiales, sargentos, marineros y personal civil en Salud, que realizan el patrullaje y ejecutan las tareas de control por las que exponen sus propias vidas para que esta pandemia no continúe infectando a más bolivianos, sostiene un comunicado de prensa de la Armada Boliviana.

Una de las “cámaras de desinfección” se encuentra en el Batallón de la Policía Militar Naval No. 1, donde más de 100 efectivos navales al retornar de los operativos deben cumplir con todos los protocolos de seguridad sanitaria al interior. 

“Al término de las operaciones de patrullaje, nuestros efectivos retornan al Batallón Naval, donde se cumplen los dispositivos para evitar el contagio del Coronavirus; asimismo, se está fumigando de manera permanente nuestra instalación, para proporcionar a nuestros miembros las mejores condiciones de salubridad” afirmó el comandante del Batallón de Policía Militar Naval No. 1, capitán de Fragata, Herbi Rioja.

De acuerdo con el procedimiento, el personal naval al llegar a esa unidad, desciende de los vehículos y forma a una distancia de 1,50 metros, luego el vehículo es fumigado y los efectivos son sometidos a un riguroso control sanitario.

La instrucción señala que el protocolo sanitario se inicia con la limpieza y desinfección de la parte inferior del calzado, el correcto lavado de manos e ingreso a la cámara de desinfección, donde cada persona al interior es rociada con desinfectantes que eliminan los virus impregnados en su indumentaria, que toma entre 10 a 20 segundos por persona, medida preventiva que coadyuva a contener el brote del coronavirus en esta instalación militar.

En Bolivia de acuerdo con los reportes del Ministerio de Salud, siete personas perdieron la vida por el virus y 107 se encuentran bajo estricto control médico.