POL12-F2-JEAN - BARRIOS

 

F.D.C. – Edición impresa

Jean Arnault, enviado personal del Secretario General de la ONU, calificó ayer como logros que el proceso electoral esté encaminado y los avances que se dan para consolidar la pacificación.

El funcionario internacional valoró el trabajo mancomunado realizado con la Unión Europea y la Iglesia católica, que se reunieron con autoridades del gobierno de la presidenta Jeanine Áñez y asambleístas del Movimiento al Socialismo (MAS) y los movimientos sociales.

“Tenemos que resolver (ley de garantías) como hemos resuelto el tema de la ley electoral, no hay aquí cosa insuperable. No soy constitucionalista, pero desde un espíritu de construcción de convivencia, de confianza siempre se pueden resolver estos temas”, aseveró.

Después de resolver este aspecto se tiene que consolidar la pacificación. “En los temas electorales (elección de vocales del Tribunal Supremo Electoral) vamos bien”, apuntó.

En cuanto a su permanencia en el país, Arnault indicó que “depende del pueblo boliviano; si desea que nos quedemos, nos quedaremos”.

“La electoralización del país es la vía de la pacificación del país; el proceso será intachable, pero necesitamos construir convivencia entre todos los bolivianos”, subrayó.

El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres, envió a Arnault a Bolivia el 14 de noviembre con la misión de ayudar a encontrar una solución pacífica a la crisis política del país.