Jaime Junaro en Savia Nueva. (Foto: RRSS)

• Estéfani Huiza Fernández /

Jaime Junaro deja un legado poético, artístico, musical y cultural para Bolivia, que perdurará en la historia de la música, aseguraron sus familiares, colegas,  autoridades nacionales y departamentales, luego de su fallecimiento la madrugada de ayer.

“Después de una larga batalla no pudo imponerse a un cuadro crítico de diabetes”, aseguró su hermana Emma Junaro, con lo que se descarta especulaciones de que habría sido víctima del coronavirus.

“Son los caballitos al cielo”, dijo Jaime a su hermano César, cuando entre las aguas cristalinas de aquel río, que emanaban de un volcán cerca a la ciudad de Santa Ana de los cuatro Ríos de Cuenca, Ecuador, varias mujeres mojaban sus muslos frotando con ahínco aquellas prendas. Después secaban sus ropajes al sol, el cielo azul servía de fondo a aquella escena que se asemejaba a un paisaje.

El cantautor orureño fue fundador y vocalista del grupo musical Savia Nueva, de 1976 a 1990.

César recuerda ese momento como un tesoro en su memoria y mientras mira por el ventanal de aquella sala de velatorio, se ahoga en su llanto.

“Compartir escenario con él durante más de cuarenta años ha sido una gran experiencia. En sus últimos momentos recordamos tantas cosas, lugares, personas todo lo que vivimos”, contó su hermano.

César narró que en una época en la que hacer música popular era un compromiso arriesgado, ellos salían a cantar canciones que marcaron su ideología. Ese hecho también los obligó a buscar asilo político en otros países.

“Cantamos en plena dictadura de Luis García Meza, compañero de toda la vida”, agregó.

Emma Junaro invitó a todos a que puedan despedirse de su hermano  hoy  en la funeraria Santa María Kantutani. “A partir de las tres habrá un homenaje y oración a Jaime, luego el entierro será en el sector Azucenas del cementerio Jardín”, dijo.

La también compositora encomendó a todos aquellos que gustaban de la música de su hermano a que le rindan un homenaje escuchando sus canciones, cantando con la pasión y el sentimiento que era característico del destacado artista.

Emma llamó a todos a luchar contra la diabetes que ataca de manera silenciosa y que cobró la vida de su hermano, quien falleció tras un proceso severo de infección.

“Esta enfermedad es un flagelo y tenemos que cuidarnos, no sólo es el azúcar, son muchas cosas”, añadió.

LEGADO DE JAIME JUNARO

El presidente del Estado, Luis Arce Catacora, lamentó la muerte del músico, compositor y cantante, vocalista del grupo Savia Nueva.

“#Bolivia pierde un gran músico, compositor y cantante. Nos solidarizamos con la familia Junaro en este momento de profundo dolor. El canto libre y rebelde de Jaime nos acompañará siempre en los días de lucha”, escribió en su cuenta de Twitter.

El Ministerio de Culturas, Descolonización y Despatriarcalización también se pronunció y manifestó su dolor mediante un mensaje en su  cuenta de Facebook. “Nos adherimos al dolor de la familia Junaro. Pionero de la música social Latinoamericana quien pasó por nuestra vida y dejó luz que resplandecerá en nuestra alma por toda la eternidad”.