La cartera de créditos del país mantiene su estabilidad. (Foto: Archivo)

Frank Ibañez/

La ASFI informó que, al cierre del octavo mes de la presente gestión, la cartera de créditos goza de buena salud, como lo demuestran las estadísticas reportadas por las entidades de intermediación financiera.

De acuerdo con un comunicado, la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) hizo esta aclaración ante las insinuaciones de algunos supuestos analistas económicos que indican que la cartera diferida, reprogramada o refinanciada del sistema financiero, representa riesgo comparable con el de la cartera en mora, pretendiendo menoscabar la fortaleza y solidez del sistema financiero nacional.

La cartera diferida, que a fines de 2020 era de alrededor de Bs 20.000 millones, hoy se ha reducido significativamente en 54%, con un saldo de Bs 9.000 millones; se ratifica así el éxito de las medidas aplicadas debido a que se constituyeron en un alivio para la mayoría de los prestatarios que habían afrontado dificultades por la pandemia y por las inadecuadas políticas económicas adoptadas por el gobierno transitorio en 2020.

La medida adicional implementada en coordinación con el Órgano Ejecutivo, a través de los mecanismos de reprogramación y refinanciamiento, con la incorporación de periodos de gracia y prórroga, posibilitó a miles de bolivianos lograr una pausa en el pago de sus obligaciones y luego retomarlas producto de la recuperación y normalización de sus actividades económicas.