La ministra de Salud, Eidy Roca, indicó que el consorcio uruguayo no presentó las certificaciones internacionales de calidad FDA y CE de los reactivos COVID-19 que buscaba vender a Bolivia. (Foto: ATGen)

ABI

La ministra de Salud, Eidy Roca, informó este martes que la empresa uruguaya ATGen admitió que no presentó certificaciones internacionales y que no realizó ninguna denuncia sobre supuestas irregularidades en compra de reactivos COVID-19.

«El Ministerio de Salud recibió una comunicación desde la Embajada del Uruguay adjuntando una nota del representante legal de la empresa ATGen (Fabricio Sarlos), que señala que la empresa no realizó denuncia alguna en perjuicio de AISEM o del Ministerio de Salud», explicó la autoridad, citada en un boletín institucional.

El pasado viernes el presidente de la Cámara Uruguaya de Comercio en Bolivia, Oscar Toledo, hizo pública una denuncia de un supuesto sobreprecio en la compra de 672.000 pruebas PCR para coronavirus de una empresa china, por Bs 25 millones más que el ofrecido por un laboratorio de Uruguay.

Ante la polémica, el Ministerio de Salud de Bolivia solicitó una revisión del contrato de adquisición de esos reactivos; en ese marco, el Ministerio de Justicia, a través del Viceministerio de Transparencia determinó que no hubo irregularidades ni sobreprecio en ese proceso.
    Roca reiteró que ese consorcio uruguayo no presentó las certificaciones internacionales de calidad FDA y CE de los reactivos COVID-19 que buscaba vender a Bolivia.

«El representante legal y único vocero de la empresa no ha emitido juicio alguno acerca de la transparencia del proceso licitatorio ni de ninguna característica, incluyendo el precio de las restantes ofertas», enfatizó la autoridad.

Roca aseguró que ese proceso de adquisición cumplió con el principio de transparencia y publicidad, ya que fue divulgado en la página oficial de procesos de contratación estatal (SICOES) con todos los códigos correspondientes.