En las últimas semanas incrementaron los lugares de aglomeración en Santa Cruz. (Foto: El Deber)

Gabriela Ramos/Bolivia Digital

Los médicos de la Caja Nacional de Salud (CNS), Patricio Gutiérrez y Juan Choque, advirtieron que automedicarse para prevenir o curar el coronavirus (COVID-19) con medicamentos como la Ivermectina, la Hidroxicloroquina, el Remdesivir o cualquier otro fármaco podría causar efectos colaterales como una alergia de diverso grado, hasta daños a la salud como un paro cardiaco.

Por ello, ambos galenos aseguraron a la población que lo mejor que pueden hacer es reportar a las autoridades si es que advierten síntomas compatibles con el COVID-19, para recibir atención médica especializada, ya que cada caso de coronavirus amerita un tratamiento diferente, adecuado al estado de salud de cada paciente.

“No hay un medicamento específico para curar o prevenir el coronavirus. Son los médicos los que evalúan cual es el mejor tratamiento para cada paciente”, aseguró Gutiérrez, especialista en terapia intensiva.

Gutierrez mencionó ejemplos en los que el uso indebido de medicamentos contra el COVID-19 provocaron daños a quienes los tomaron, incluso la muerte. Recordó que en Brasil hubo personas se automedicaron con hidroxicloroquina y sufrieron paros cardiacos.

El galeno Choque aseguró que cualquier fármaco debe ser dosificado al paciente en un ambiente controlado, en el cual se cuidará que la dosis sea la correcta, y en caso de que provoque alguna reacción negativa, sea cambiado.

Desde que el coronavirus apareció, se ha mencionado una serie de fármacos que podrían constituirse en un tratamiento para la enfermedad, el último de ellos es la Ivermectina, un medicamento de uso veterinario que tiene una acción bactericida.

En El Alto varias veterinarias y farmacias triplicaron el precio de venta del fármaco debido a su alta demanda. Mientras en Santa Cruz se registraron largas filas de personas, que querían adquirirlo, tanto en distribuidoras e incluso laboratorios e industrias farmaceúticas, como es el caso de Laboratorios Nostas.

Gutiérrez indicó que hasta el momento no se tiene evidencia de que esta medicina cause algún daño, pero si puede causar efectos colaterales como el desarrollo de alergias de diverso grado.

En este sentido, Choque demandó a la gente actuar con responsabilidad, porque existen medicamentos que pueden ser manipulados y dosificados sólo por los médicos, ya que ellos los recetan luego de un análisis de la situación de cada paciente.

“Lo que las personas tienen que hacer es que mientras más temprano se detecte la enfermedad y se atienda al paciente, las posibilidades de que se recupere sin dificultades son mayores”, manifestó.