F.D.C. – Edición impresa

Al conmemorarse el Día de los Derechos Humanos, la presidenta de la Cámara de Senadores, Eva Copa, afirmó ayer que “es importante despojarnos de colores y empezar a respirar paz, que es lo que quieren todos los bolivianos y bolivianas”.

La autoridad entregó a los representantes de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Jean Arnault, y de la Unión Europea (UE), León de la Torre Krais, la declaración camaral aprobada con motivo de los 71 años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.  

Destacó el trabajo que están realizando, desde casi un mes, los embajadores de ambas organizaciones y la Iglesia católica, “por ser nuestros interlocutores y poder abrir mesas de diálogo y encontrar consensos”.

Indicó que uno de los grandes trabajos que se realizó como Asamblea Legislativa es la aprobación de la Ley de Régimen Excepcional y Transitorio para la Realización de Elecciones Generales 2020, después de los  sucesos registrados en octubre y noviembre que “han dejado familias huérfanas, viudos, viudas y un vacío muy grande en las familias bolivianas”.

La titular del Senado exteriorizó su deseo de que el nuevo proceso electoral que se efectuará el próximo año se lleve a cabo sin inconvenientes y se elija “un gobierno democrático que pueda sacar adelante nuestro país”. También dijo que la oposición y oficialismo deben ir juntos “siempre hasta el final, con una sola posición, que es dar paz a nuestro país”.