El politólogo recibió dinero del canal de todos los bolivianos [Bolivia TV]

• Redacción  Central

El analista político boliviano Gabriel Villalba Pérez y el exasambleísta departamental por La Paz Gustavo Torrico coincidieron, en declaraciones separadas, en que la comunicación en el golpe de Estado se manejó de manera despreciable, haciendo que comunicadores y opinadores la aprovechen para enriquecerse.

“Sin duda, la comunicación en el régimen de Jeanine Añez se ha manejado de manera deplorable y un ejemplo de ello es el caso de Diego Ayo, que no es un caso aislado, se ha dado también con Humberto Vacaflor, que tenía contratos millonarios para escribir a favor del régimen de Añez”, explicó Villalba.

Torrico Recordó que Carlos Valverde cobró más de Bs 75 mil por escribir a favor de Añez, al igual que Humberto Vacaflor, quien cobró Bs 82.400 por elaborar artículos de opinión para el periódico estatal Bolivia durante el periodo de facto.

De la misma forma, el analista dijo que el régimen totalitario que usó de forma abusiva los aparatos coercitivos del Estado debía tener aliados mediáticos que blinden el ejercicio de su violencia, de su ilegalidad y su ilegitimidad. 

Señaló que mientras periodistas independientes trabajan por la ecuanimidad de la información, otros periodistas se venden al mejor postor, perdiendo su independencia e imparcialidad.  

Torrico calificó como “prostitución de la profesión” al caso de Diego Ayo Saucedo, quien recibió mucho dinero en la gestión de facto de Jeanine Añez.

“Son casos similares a (Carlos) Valverde y otros periodistas que recibieron montos de dinero, porque desde sus plumas decidieron hacer política dirigida, es la prostitución de la profesión”, dijo a la ABI.

Señaló que nadie puede privarle a un periodista ni ningún ciudadano que tenga una línea política, pero deben identificarse. Puso de ejemplo a Página Siete, que tiene una línea política, y dijo que eso es lo adecuado, ya que así se identifica.

Torrico convocó a las universidades a reforzar la formación de los jóvenes profesionales con ética, “pero si uno quiere hacer política, puede hacerlo, sea derechista, izquierdista o fascista, comunista, es indiferente, pero desde un carro político”, apuntó.

OPOSITOR ANTIGUO

Villalba aseveró que Ayo, antes del golpe de Estado, se distinguió como opositor al gobierno de Evo Morales, teniendo un perfil parcializado que se enfatizó más cuando se obligó al Presidente electo a dejar el poder y luego al suscribir contratos millonarios con la televisión estatal con un programa que no fue imparcial ni plural, menoscabando la dignidad del Presidente depuesto y de su partido, el Movimiento Al Socialismo.  

Para el especialista, ésta es la típica actuación de mercenarios de la comunicación y no de periodistas que tienen valores y que hacen un trabajo imparcial.

Los “analistas políticos” como el hoy alcalde de La Paz, Iván Arias, se presentaban en los medios de comunicación para defender a rajatabla la recalcitrante política de un gobierno ilegal, lo que le valió el nombramiento como Ministro de Obras Públicas y hoy como burgomaestre. A Diego Ayo no le fue tan bien porque en la campaña presidencial de Comunidad Ciudadana develó que su partido tenía ahorrados 10 millones de dólares por kermeses organizadas en favor del partido de Carlos Mesa, eso le costó la carrera política para lograr ostentar a cargos jerárquicos, dijo.

Contratos con Bolivia TV para opinar

Diego Ayo firmó dos contratos por Bs 153.203. Uno firmado el 15 de enero de 2020 con la empresa estatal Bolivia TV por Bs 125.280; y otro el 20 de marzo por Bs 27.923, según el portal del periódico Crónica Digital.

Ayo fue funcionario de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid), se presentaba como analista independiente, recibiendo dinero de las arcas del Estado para aparecer en varios programas de análisis, comentarios y perspectiva política durante la gestión 2020.

Para el pago de los Bs 125.280 se hizo el programa Afuera de la Caverna, según Crónica Digital.

El segundo contrato fue firmado el 20 de marzo por Bs 27.923, se trata de un acuerdo administrativo rubricado entre Andrés Rojas Luna, entonces gerente general de BTV, y Ayo, en su condición de consultor individual de línea “productor 10”.

Otros periodistas que también recibieron dinero

Se hicieron públicos los contratos que respaldan la emisión de pagos a favor de Nancy Vacaflor González, Humberto Vacaflor Ganam y Carlos Valverde Bravo por publicar trabajos que procuraban, además, difundir información favorable al régimen de facto.

linkedin