Redacción Bolivia/Edición Impresa

De acuerdo con el Estudio Temático de Nutrición de la Niñez y de las Mujeres en Bolivia, que publicó el Instituto Nacional de Estadística (INE), las tasas de desnutrición crónica en menores de cinco años bajaron en 11 puntos porcentuales, del 27% al 16%, en los últimos ocho años, pero a la vez, el índice de obesidad subió en 20% en igual período. 

El estudio del INE fue elaborado con el apoyo del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y a partir de las Encuestas de Demografía y Salud de 2008 y 2016, además de proyecciones estadísticas. 

El documento plantea que el Estado diseñe nuevos paradigmas, políticas y planes para garantizar que la desnutrición crónica siga bajando, pero a la vez que la calidad de nutrición de los menores adquiera mejor calidad. 

“Las acciones relacionadas con la prevención del sobrepeso/obesidad son, en esencia, multisectoriales, ya que es imprescindible la creación de un entorno favorable para las acciones; entorno que incluye la seguridad alimentaria nutricional de alimentos de calidad que permita y favorezca la actividad física regular y que incorpore el control de la promoción y propaganda de productos ultraprocesados, entre otros elementos”, señala el estudio.