Redacción Bolivia/ABI/Edición Impresa

El presidente del Banco Central de Bolivia (BCB), Guillermo Aponte, anunció ayer que coordinará estrechamente con el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas la formulación de las normas y políticas monetarias y de intermediación financiera, de acuerdo con lo que establece la ley.

“Vamos a ejercer nuestras facultades normativas y formularemos las políticas de aplicación general en materia monetaria, cambiaria y de intermediación financiera, ajustándonos estrictamente a la Constitución Política del Estado y a la Ley 1670 del BCB, de 31 de octubre 1985”, dijo, según un boletín de prensa del ente emisor.

Pidió a los servidores públicos de esa institución contribuir con su trabajo profesional para cumplir la alta misión desempeñada por la presidenta constitucional Jeanine Áñez.

“La Mandataria asumió el compromiso de pacificar el país, recuperar la institucionalidad democrática y el Estado de derecho; para contribuir a ese propósito, en el ámbito económico y financiero, ha designado interinamente al presidente y a los directores del BCB”, recordó.

Agregó que el BCB debe recuperar plenamente la institucionalidad jurídica como autoridad monetaria y cambiaria, pero también cómo Órgano Rector del Sistema Financiero Nacional.

Afirmó que el directorio de la institución actuará en estricta sujeción al ordenamiento jurídico vigente y en particular a la Ley 1670 y sus reglamentos.

“Se van a respetar los principios y disposiciones del reglamento interno de personal del BCB, aplicable a todas las personas que, independientemente de su jerarquía y calidad, presten servicios cualquiera sea la fuente de su remuneración; es decir, habrá igualdad para todos”, aseguró.

LinkedIn