DEP 7 - FOTO 1 - BARCELONA

 

Barcelona / AFP

El Barcelona se clasificó ayer a octavos de final de la Liga de Campeones como líder del Grupo F (11 puntos) tras ganar por 3-1 en el Camp Nou al Borussia Dortmund con otro recital de Messi, que da otro paso hacia el Balón de Oro.

El capitán azulgrana dio la asistencia para el primer gol de Luis Suárez, a los 29 minutos, antes de marcar él mismo el 2-0 (33’) y poner luego el pase de la muerte para el tanto de Antoine Griezmann (67’), mientras que Jadon Sancho recortó distancias (77’).

El argentino volvió a ser el factor desequilibrante de su equipo en el área de un Borussia Dortmund gris, que despertó en la segunda parte, pero apenas dio trabajo al portero azulgrana Marc-André Ter Stegen.

Con paciencia, el Barcelona movía la pelota tratando de encontrar los huecos en la bien ordenada defensa rival.
Messi y Suárez no paraban de rondar la portería contraria, pero tuvieron que esperar media hora para que el argentino metiera un pase filtrado en el área que el delantero uruguayo remató a gol desde el punto de penal (29’).

Apenas cuatro minutos después, el charrúa le devolvió el favor a su amigo, dándole una asistencia corta y precisa para que Messi hiciera el 2-0 de tiro cruzado (33’), poniendo de cara el partido y la eliminatoria.

El Borussia despertó un tanto tras la pausa con la entrada de Jadon Sancho, que dio algo más de dinamismo al equipo alemán, aprovechando también que el Barça bajó un punto su intensidad.

Messi apareció otra vez para dar un pase para la llegada de Griezmann que de disparo cruzado hizo el 3-0 (67’).
El gol fue la puntilla para el Borussia Dortmund, que logró recortar distancias con un disparo desde el límite del área que se coló en las redes barcelonistas (77’).