DEP 7 - FOTO 1 - BARCELONA

Madrid / AFP

El Barcelona sufrió mucho en su visita al Ibiza (tercera categoría del fútbol español), ante el que tuvo que remontar para terminar ganando 2 a 1 gracias a un doblete de Antoine Griezmann, que firmó el gol del triunfo en la adición final, ayer en los dieciseisavos de final de la Copa del Rey.

Griezmann anotó en el 90+5, cuando el partido se dirigía a la prórroga. Antes, el francés había equilibrado el partido en el 72, después de que el Ibiza sorprendiera de entrada con la ventaja lograda por Javi Pérez en el 9.

Lionel Messi no estuvo ayer en la convocatoria por descanso, lo que dio más protagonismo a Griezmann, salvador de su equipo en un partido en el que el Barça dominó la posesión, pero en el que dio una mala imagen ante un rival teóricamente muy inferior.

En la primera parte, el Ibiza no tardó en lanzar el mensaje de que no se daba por derrotado de antemano.

El equipo entrenado por el exjugador del Barça Pablo Alfaro se adelantó en el minuto 9 con un disparo de Javi Pérez desde la zona del punto penal.

El Barça tocaba y tocaba, pero sin profundidad, ante un rival que se limitaba a esperar sus ocasiones al contragolpe.

Al descanso, el Barça controlaba abrumadoramente la posesión, con 84%, pero sin traducir ese dominio en ocasiones.

En la segunda mitad, el Azulgrana siguió de entrada dormido, pero fue despertando poco a poco. En el 72 llegó el gol del empate, cuando Frenkie De Jong envió un pase entre líneas que dejó a Griezmann mano a mano ante el portero local, al que batió para equilibrar el duelo.

Cuando todo parecía llevar a la prórroga, Griezmann marcó el 2 a 1 definitivo en una jugada similar. Esa vez el pase entre línea fue de Jordi Alba y ‘Grizou’ decidió con un tiro cruzado en el área (90+5).

linkedin