Dirigentes de las ‘Bartolinas’ leen el documento de la derecha en la plaza Murillo. (Foto: Gonzalo Jallasi)

• Romina Montoya /

La dirigencia de la Confederación Nacional de Mujeres Campesinas Indígenas Originarias de Bolivia ‘Bartolina Sisa’ reveló la receta de la derecha, de los comités cívicos y la oposición para desestabilizar el país y gestar un nuevo golpe de Estado como lo hicieron en 2019. Son 16 puntos que hablan principalmente de buscar la revocatoria del presidente Arce, generar un desgaste y división dentro del MAS.

La ejecutiva nacional de las ‘Bartolinas’, Flora Aguilar, con el documento en mano, denunció que esta receta tiene el objetivo de desestabilizar el país, concretar un golpe de Estado y tiene una estrategia de lucha contra lo que llaman el régimen del MAS-IPSP.

Además mencionó que tiene un plan con una metodología y acciones que derivan en todo lo que está pasando en el país, como movilizaciones callejeras, el apoyo de partidos políticos de la derecha y sectores afines.

“Ustedes están viendo con estos paros cómo están cumpliendo su cometido, no es la abrogación de la Ley 1386 o sus paquetes de normas las que cuestionan, sino en realidad lo que quieren es tumbar al Gobierno con cualquier pretexto”, aseguró Aguilar.

La dirigente resaltó que pretenden actuar como lo hicieron en 2019; su consigna es buscar la liberación de todos quienes cometieron delitos, sin excepción, en un acto claro de impunidad ante cualquier acción legal.

“Nos preguntamos qué diálogo están buscando, lo que quieren es la impunidad para todos aquellos que mataron y masacraron en 2019 durante el golpe de Estado, ése es su objetivo, liberarlos para que no sean juzgados por la justicia”, puntualizó.

La receta de la oposición

Se deberán coordinar todas las acciones de lucha conjunta para el cambio del régimen masista junto a todas las instituciones acorde al plan del Conade, gobernaciones, alcaldías, Fejuves, los comités cívicos a nivel nacional, sindicatos de transporte público, libre y pesado, confederaciones de gremiales, colegios de profesionales, colegio de médicos, colegio de abogados, sindicatos de micros, cooperativistas, iglesias cristianas, católica y evangélicas, universidades y demás organizaciones.

Con la plena coordinación de los sectores mencionados se debe crear situaciones y escenarios para desestabilizar al régimen masista, utilizando cualquier argumento para cautivar a los amplios sectores utilizando inclusive las mismas leyes que elabora el régimen masista para poner en su contra, si fuera necesario.

La desestabilización del régimen masista podrá ser generada por presión máxima al mismo, por la creación de un caos, zozobra, ejerciendo o causando miedo a la población, por distorsión a la realidad contra el régimen masista y sus medidas de índole económico o respecto a sus políticas de Estado.

Crear todas las circunstancias necesarias para causar la fractura o división interna del MAS-IPSP, ya sea por personas infiltradas, de forma encubierta, tratar de insertar en los movimientos sociales la idea de que Evo Morales es el culpable de todo.

Buscar el debilitamiento del régimen masista mediante la organización de cabildos, paros cívicos en cada departamento y en conjunto de forma coordinada a nivel nacional, utilizando y tomando como pretexto cualquier ley o normativa, medida económica del régimen masista, exigiendo que éstas se deroguen o mostrarlas como negativas ante la población, logrando doblar el brazo al Gobierno y su retroceso en cualquier política a tomar, esto provocará el descrédito del Gobierno en la población.

Todo el apoyo logístico y económico a nuestros brazos de lucha en frente de batalla contra el régimen masista, nuestro glorioso movimiento de jóvenes héroes, la Unión Juvenil Cruceñista, que hará respetar por la fuerza o con dureza las acciones de nuestro Comité pro Santa Cruz y sus determinaciones contra aquellos que no deseen el bien, la libertad de esta patria secuestrada.

Tras cada movilización y aún cuando el régimen masista no dé su brazo a torcer, se debe insistir en la coordinación con las plataformas y los movimientos involucrados para exigir al régimen masista su renuncia inmediata al Gobierno, o iniciar un proceso revocatorio, siguiendo un proceso constitucional establecido, pero para que esto pase, el régimen masista deberá carecer por completo del respaldo social, capturado esta vez por el movimiento de liberación.

Continuar con las alianzas políticas, organizaciones políticas y los grandes lideres como Carlos Mesa, Jorge Tuto Quiroga, Samuel Doria Medina, Luis Revilla, Jonny Fernández y otros personajes de la política que colaboraron con el movimiento de liberación para la expulsión del poder de Evo Morales, en 2019. Su apoyo político será necesario para terminar con el régimen masista en esta última etapa decisiva.

Esta lucha libertaria requiere el financiamiento, para ello es necesario continuar con el apoyo constante de organizaciones como la asociación de comparsas cruceñas Fegasacruz, CAO, CAINCO, Cámara Forestal, transporte internacional, grupos fraternos, las logias de Santa Cruz, empresas privadas, organismos internacionales, países amigos que buscan la libertad, gobiernos amigos que no dudaron ni un minuto en apoyar nuestro movimiento de libertad en noviembre de 2019.

Los grupos de choque en caso de enfrentamiento deben en lo posible buscar víctimas principalmente de nuestro lado, aunque parezca paradójico, como acción directa, y esto afectará indudablemente la imagen actual del régimen ante la población y colocando en su contra una estrategia funcional para proceder con la solicitud de revocatoria ante un régimen asesino antidemocrático.

linkedin