• Angela Marquez/

Con el objetivo de generar conciencia y reducir el consumo de bebidas alcohólicas en las calles, la Policía Boliviana ejecuta operativos de control donde las personas que infringen la Ley 259 son sancionadas con tareas de limpieza y pintado de espacios públicos.

El viceministro de Seguridad Ciudadana, Roberto Ríos, informó que el plan de recuperación de espacios públicos inició en 2021 con el objetivo de prevenir que los jóvenes beban en las calles y con el fin de evitar la inseguridad de la población.

Los infractores de la Ley 259 hacen las labores de limpieza y pintado de calles, plazas y parques, y otros lugares.

“Hemos estado alternando los lugares en los cuales se desarrollan estos trabajos comunitarios, fuimos a plazas, también ayudamos en el pintado de algunas unidades educativas y fuimos a algunos cementerios”, detalló Ríos.

Indicó que fueron rotando los lugares de intervención, por lo que consideró importante que los municipios se unan a esta actividad controlando y coordinando los lugares donde deben ir los infractores a desarrollar los trabajos comunitarios.

En 2022 se ejecutaron más de 174.404 operativos, 513.440 efectivos policiales se movilizaron en los controles, además se utilizaron 140.000 vehículos, detalló el viceministro. 

“En el marco de la Ley 259 y de su reglamento, desde la gestión 2021 el Ministerio de Gobierno, la Policía Boliviana, el Viceministerio de Seguridad Ciudadana están implementando este programa en los nueve departamentos”, dijo la autoridad.

La Ley 259 sobre el Consumo y Expendio de Bebidas Alcohólicas establece la restricción de beber en espacios públicos y en la calle.

Ríos explicó que el artículo 30 la norma establece que las personas que incumplan la ley deberán ser sancionadas con una multa de 250 UFV, que equivalen a unos Bs 603, o hacer trabajo comunitario.

Además, el Decreto Supremo 1347, del 10 de septiembre de 2012, que reglamenta la Ley de Control al Expendio y Consumo de Bebidas Alcohólicas, indica que el trabajo comunitario es un servicio a favor de la colectividad como una forma alternativa al pago de la multa en UFV.

Las personas que incumplieron la ley deben hacer la limpieza o pintado en días y horas no laborales, bajo la supervisión de la Policía Boliviana o del Gobierno Autónomo Municipal.

“El cálculo de las horas de trabajo comunitario es equivalente a 50 UFV por cada dos horas de trabajo comunitario. También señala que los Gobiernos Autónomos Municipales y la Policía Boliviana deben elaborar un cronograma en el cual se establezca el lugar, el horario y el plazo máximo para el cumplimiento del trabajo comunitario”, agregó.

Para que se aplique la sanción, la persona infractora debe recibir la papeleta de infracción correspondiente; después tiene la opción de pagar una multa de 50 UFV en un plazo de 15 días hábiles.

En caso de no poder pagar la multa, el infractor también puede elegir el servicio comunitario, debiendo presentarse en menos de 15 días hábiles a la Oficina de Conciliación Ciudadana en los Centros Policiales.

Aceptación

El viceministro Ríos indicó que desde que se inició el programa de recuperación de espacios públicos se vio cómo las riñas y peleas se fueron reduciendo.

“Este trabajo comunitario de los fines de semana ha tenido bastante acogida, ya que es saludado y aplaudido por la población, que de alguna manera también siente que el consumo de alcohol principalmente en nuestro país es una detonante de violencia, delincuencia, riñas y peleas”, dijo la autoridad.

Garantizó que continuarán trabajando en mantener el orden público para que la sociedad tenga una convivencia pacífica.

Ley 259 de Control al Expendio y Consumo de Bebidas Alcohólicas

La Ley 259 y el Decreto Supremo 1347 establecen que no se puede beber en vía pública; espacios de recreación, paseo o deportivos; acontecimientos de concentración masiva; hospitales, colegios, universidades tanto públicas como privadas; además de vehículos de transporte público o privado.

El artículo 19 de la Ley 259 indica que queda prohibido el consumo de bebidas alcohólicas a toda persona en los siguientes casos:

1. En vía pública.

2. En espacios públicos de recreación, paseo y en eventos deportivos.

3. En espectáculos públicos de concentración masiva, salvo autorización de los Gobiernos Autónomos Municipales.

4. En establecimientos de salud y del Sistema Educativo Plurinacional, incluidos los predios universitarios, tanto públicos como privados.

5. Al interior de vehículos automotores del transporte público y/o privado.

La normativa indica que la Policía Boliviana queda encargada del control de las prohibiciones establecidas en el artículo 19, para evitar que la población consuma alcohol en espacios públicos.

Los que más consumen alcohol en las calles tienen entre 17 y 30 años

El viceministro de Seguridad Ciudadana, Roberto Ríos, informó que las personas aprehendidas que toman en las calles están entre los 17 y 30 años.

“Los jóvenes son los que consumen mayormente en espacios públicos; muy poco lo hacen las personas mayores”, indicó.

Agregó que los padres de estos jóvenes en varias ocasiones solicitaron que sus hijos sean sancionados con trabajos comunitarios.

En el caso de los menores de 18 años indicó que se tiene un tratamiento especial, ya que son entregados a la Defensoría para que se contacten con los padres y tomen las acciones pertinentes, ya sea identificar algún problema dentro de su hogar o conocer la razón por la que estaban consumiendo bebidas alcohólicas.

La Ley 259 prohíbe la venta de bebidas alcohólicas a menores de 18 años. Indica que las licorerías o establecimientos que lo hagan serán pasibles a sanciones. 

“Los establecimientos cuya actividad principal sea el expendio y comercialización de bebidas alcohólicas, que vendan éstas a menores de 18 años de edad, serán sancionados la primera vez con multa de 10.000 UFV”, indica la norma.