El ministro de Energías y delegado presidencial en Beni, Rodrigo Guzmán, en conferencia de prensa. (Foto: Ministerio de Energías).

ABI/Bolivia Digital

El ministro de Energías y delegado presidencial, Rodrigo Guzmán, informó el domingo que las instituciones del Beni determinaron ampliar las restricciones a las actividades comerciales para minimizar el riesgo de propagación del coronavirus COVID-19 en ese departamento.

«Se prohíbe la apertura de actividades económicas correspondiente a pensiones, restaurantes, churrasquerías, cafeterías, centros nutricionistas y/o locales de venta, expendio de alimentos y bebidas de manera masiva incluyendo a los vendedores ambulantes», informó.

Detalló, asimismo, que está prohibida la distribución de alimentos a domicilio mediante servicios de intermediación.

«Se prohíbe el funcionamiento de bazares, ferreterías, librerías, entre otras que no están contempladas dentro de los artículos de la canasta familiar, en mercados municipales y privados», agregó.

Guzmán explicó que los propietarios de pulperías y kioscos que requieran abastecerse de los mayoristas, deberán acreditarse ante las Fuerzas Armadas, Policía e Intendencia.

Advirtió que el personal que atienda a la población debe utilizar barbijos y cumplir medidas de bioseguridad.

Aclaró que se determinaron esas medidas porque se ingresó a la semana crítica de la emergencia sanitaria por COVID-19.

La resolución que establece esas restricciones fue firmada por las principales autoridades del Ministerio Público, Policía, Alcaldía, Fuerzas Armadas, Servicio Departamental de Salud y Comité Cívico del Beni, entre otras autoridades.