Cámara de desinfección para camiones que ingresan a la ciudad de Trinidad. (Foto: La Palabra del Beni)

Bolivia Digital

Tras la confirmación de dos casos positivos de coronavirus, el gobernador de Beni, Fanor Amapo, señaló que las autoridades de esa región no tienen la intención de encapsular el departamento, sino de reforzar el control biosanitario en las trancas de acceso al mismo.

“Se realizan los análisis correspondientes, no en el tema de encapsulamiento, sino de mayor refuerzo en nuestras trancas. Estamos viendo otras alternativas, tenemos temor de que entren personas de Santa Cruz, Cochabamba y de La Paz, es tema de control estricto con arcos de fumigación”, señaló Amapo.

Además, sostuvo que se realiza un rastrillaje para ubicar a las personas que tuvieron contacto con el fallecido por coronavirus para aislarlas.

Asimismo, afirmó que el departamento cumplió con éxito la primera fase en la lucha contra el COVID-19, para lo cual equipó centros médicos para el aislamiento de protocolo que establece la OMS en San Borja, Rurrenabaque, Riberalta, Guayaramerín y Trinidad.

Amapo informó que el Comité de Emergencia Departamental también consideró la atención de emergencia médica para las regiones más alejadas del departamento, por lo que aviones de la Fuerza Aérea Boliviana permanecen en alerta para el traslado inmediato a los pacientes a Trinidad.

“Gracias a la Fuerza Aérea Boliviana tenemos aeronaves que están a disposición para realizar vuelos de inmediato y sacar a los pacientes a la capital del departamento porque en las comunidades siempre hay esas dificultades”, señaló.

La autoridad pidió a los benianos que permanezcan en sus casas, no bajen la guardia y coadyuven en el trabajo de las autoridades.