Personal médico usa trajes de bioseguridad en Trinidad. (Foto: Sedes Beni)

Veiska Soto Morales / Bolivia Digital

Con 581 enfermos hasta la fecha, el departamento de Beni es la segunda región de Bolivia con mayor incidencia de COVID-19 .

Jorge Gómez, director del Servicio Departamental de Salud (Sedes), afirmó que 11 respiradores continúan siendo insuficientes para la etapa de expansión comunitaria explosiva que vive la región.

“Hemos ido paleando de a poco esa situación, hace dos semanas teníamos dos respiradores en terapia intensiva en el hospital Germán Busch para una población de 136 mil habitantes, ahora estamos funcionando con siete en la propia sala de terapia intensiva y cuatro en la sala de emergencia y aun así es insuficiente”, informó la autoridad de salud.

Señaló que la fase explosiva se debió a los 41 días de silencio epidemiológico reportados por las autoridades benianas, porque no se buscó donde tenía que buscarse, permitiendo que el virus incube y se transmita de manera sigilosa e infecte a una gran cantidad de personas al mismo tiempo.

Gómez sostuvo que en dos semanas se tomaron más de mil pruebas PCR a la población, este hecho permitió descubrir al Sedes que el 60% de todas las pruebas realizadas dieran positivo.

La autoridad subrayó que al estar en una fase de transmisión sostenida, el Sedes no busca “en Trinidad que la gente no se enferme, sino que no se complique la enfermedad”, debido a que existen más de 300 casos que no tienen ningún tipo de nexo epidemiológico, eso quiere decir que Beni está en una expansión comunitaria plena y por la cantidad de casos que registran día a día son asintomáticos.

Brigada de Apoyo

El trabajo de un médico en Beni es equivalente a tres y el de una enfermera a 10, sostuvo el director del Sedes, quien lamentó que con la pandemia 72 médicos hayan resultado infectados.

“La llegada de los médicos de La Paz ayudará un poco porque además de ayudarnos vienen infectólogos a capacitar a médicos generales”, dijo.

De acuerdo con la información del responsable de salud, en Beni hay carencia de especialistas, aunque reconoció que la capacidad de los médicos generales es una de las mejores porque por años ellos manejaron las unidades de terapia intensiva.

“En Trinidad tenemos tres especialistas en terapia intensiva y no pueden llevar todo el peso de la terapia. Se ha capacitado a estos médicos, algunos se han infectado, pero estamos por recuperarlos para que nos den una mano en esta lucha”, puntualizó.

Campaña de dosificación de Ivermectina

El Sedes apoyó el fin de semana la campaña de dosificación de Ivermectina iniciada por la Federación de Juntas Vecinales de Trinidad para evitar que la población se automedique.

Todas las personas a las que se les suministra el desparasitante firman el consentimiento informado.

“Es mejor que alguien informado le dé e indique cómo tomarlo, no que la población se automedique. El riesgo de tomar Ivermectina es que quema la mucosa bucal”, concluyó Gómez.