El Paso, Texas, bajo la nieve. (Foto: Twitter / @21dhefner)

Prensa Latina / EEUU

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, aprobó ayer una declaración “por desastre mayor para Texas”, un estado que ha sufrido apagones generalizados y escasez de agua durante una tormenta invernal que costó la vida a más de medio centenar de personas de Norteamérica.

De acuerdo con un comunicado de la Casa Blanca, ese paso permite ofrecer asistencia federal para apoyar los esfuerzos estatales y locales destinados a la recuperación de las zonas afectadas por las inclemencias del tiempo.

Como decisión previa, Biden dio el visto bueno para una declaración de emergencia en Texas el pasado fin de semana, divulgó la cadena de televisión CNN.

La asistencia incluye subvenciones para viviendas temporales y reparaciones, préstamos de bajo costo con los cuales se cubrirán las pérdidas de propiedades no aseguradas y otros programas que permitirán a individuos y propietarios de negocios recuperarse de los efectos del desastre, expuso el texto oficial.

Millones de usuarios, precisó el sitio digital poweroutage.us, sufrieron afectaciones de electricidad por las frías temperaturas en Texas, Mississippi y Luisiana.

También, en el primer territorio mencionado más de 14,4 millones de personas en 160 de sus 254 condados tuvieron interrupciones en el servicio de agua, divulgó la Comisión texana de Calidad Ambiental.

LinkedIn