DEP 1 - FOTO 1 - ERWIN

La Paz / Redacción

Bolívar pintó de celeste el clásico de carnaval, que estuvo lleno de goles y emoción. Se impuso 5-4 después de dar vuelta dos veces un resultado adverso.

Gran partido, de comienzo a fin. Los dos salieron a buscar el gol y se encontraron con un partido abierto, que gustó al público que asistió al estadio Siles.

Empezó con lluvia y terminó también con lluvia, pero de goles. De mucho tiempo las dos hinchadas vibraron con el juego de ida y vuelta y el balón en el fondo del arco varias veces.

Con el triunfo, Bolívar ya se puso de escolta del líder Royal Pari en la cima de las posiciones. El Tigre, en cambio, se queda entre los ‘coleros’, en un mal inicio de torneo.

The Strongest arrancó mejor y abrió el marcador, pero fue el Celeste el que tuvo una tremenda reacción en el segundo tiempo y cerró el partido con una espléndido gol, de palomita, de Erwin Saavedra.

EL PARTIDO

Jair Reinoso, a los 4 minutos, venció a Guillermo Viscarra con un remate bajo y cruzado tras pase de Willie Barbosa.

Pero rápido Bolívar igualó. A los 11, en rápido contragolpe Saavedra habilitó a Marcos Riquelme cerca del arco y definió con un túnel ante el golero atigrado Daniel Vaca.

El partido se volvió brioso e intenso. Y el Tigre otra vez reventó la red celeste a los 18, con un remate de Eduardo Veizaga que le dobló las manos a Viscarra.

En el otro arco, a los 25, Abrego aprovechó un rebote en un penal para poner el 2-2. Juan Carlos Arce remató y le atajó Vaca, pero el ex Sub-23 se ‘avivó’, cazó el balón y anotó.

Pero un envión atigrado puso 4-2 el partido con los goles de Barbosa, de penal a los 33, y Nelson Chura a los 35.

Tras el descanso, la Academia afinó su puntería, le quitó el balón al Tigre en el medio y se adueñó del juego.

Riquelme, Arce y Saavedra fueron unos leones en la cancha, del medio hacia arriba destrozaron al rival.

Un cabezazo de Riquelme a los 53 anotó el tercer y un minuto después, con remate bajo y cruzado, Saavedra puso el marcador 4-4.

El Celeste apretó el acelerador al final y otra vez Saavedra, de cabeza, a los 78, selló el triunfo, que alegra el carnaval celeste.

linkedin