La reunión en la Cancillería. (Foto: Jorge Mamani)

• Redacción Central /

El Gobierno nacional presentó ayer un documento que establece una pauta para las acciones gubernamentales y no gubernamentales que se tomarán en la transmisión de los idiomas nativos.

“Se vino impulsando, tiene fuerza y es el motivo que nos congrega aquí, el Decenio Internacional de las Lenguas Indígenas, que se definió que sea de 2022 a 2032. Estamos en 2021 y en el proceso de lanzamiento”, dijo el canciller Rogelio Mayta.

El próximo decenio se centrará en los derechos humanos de los hablantes indígenas, para quienes se busca el empoderamiento como principal punto de la hoja de ruta estratégica.

En ese marco, la autoridad gubernamental explicó que el Estado impulsa la revitalización de las lenguas nativas, por lo que se busca el proceso de consolidación del Instituto Iberoamericano de las Lenguas Indígenas.

El viceministro de Relaciones Exteriores, Freddy Mamani, indicó que el Plan Maestro del Decenio Internacional de Lenguas Indígenas establece la devolución a las comunidades de la responsabilidad de transmisión intergeneracional de las lenguas y su uso irrestricto en todos los ámbitos posibles, incluido el escolar.

Por su parte, la ministra de Culturas, Descolonización y Despatriarcalización, Sabina Orellana Cruz, indicó que “como mujeres debemos conservar, revitalizar, fomentar esos medios de comunicación a nivel nacional e internacional. Cuando salgamos de nuestras fronteras, las bolivianas no debemos tener vergüenza de lo que somos, lo que vestimos y hablamos”.

“Las lenguas indígenas representan el legado de nuestras abuelas y abuelos. Nuestra obligación es cuidarlas y protegerlas, porque cuando una lengua indígena desaparece, ese conocimiento milenario, historias, leyendas, canciones, valores, mitos también desaparecen”, dijo el ministro de Educación, Adrián Quelca.