Ahora El Pueblo/

La Selección boliviana perdió ante Senegal por 0-2 en un partido amistoso en el que el rival fue superior. El partido se disputó ayer en el estadio La Source, en la ciudad francesa de Orleans.

El equipo nacional no tuvo argumentos para contrarrestar la potencia ofensiva del combinado africano, que con buen dominio de balón y velocidad desnudó las debilidades defensivas de la Verde.

En los primeros 20 minutos, Senegal tuvo el control absoluto del encuentro. Con rápidas transiciones de defensa a ataque, pases precisos y en profundidad llegó con peligro hasta el arco de Carlos Lampe, quien se convirtió en figura al atajar por lo menos cuatro pelotas con destino de gol.

Con ganas y voluntad no será suficiente para Bolivia equilibrar el nivel de juego que practican las otras selecciones, que tienen un nivel de juego de alta competencia y son rápidas en la ejecución de las jugadas.

Desde el inicio, Senegal aplicó un ritmo ofensivo con velocidad y fuerza que fue difícil frenar para los seleccionados nacionales, quienes se metieron atrás para cerrar los caminos hacia el arco de Lampe, con una lentitud alarmante.

La superioridad del seleccionado africano se plasmó a los tres minutos del encuentro. Bolaye Dia aprovechó un mal despeje de la zaga de Bolivia y le pegó con potencia a la pelota que se desvió en el cuerpo de Adrián Jusino, descolocó a Lampe y se metió en el fondo del arco de la Selección para el 1 a 0.

A los 12 minutos, Jusino acorralado por los delanteros del contrario, no pudo zafarse del balón y en su afán de despejar entregó a un rival que en el mano a mano con Lampe perdió, porque al golero le quedó el balón y evitó la caída de su portería. Comenzó a florecer la falta de recursos para salir jugando ante la presión.

Cinco minutos después, Lampe ahogó el grito de gol al desviar un disparo ejecutado por un delantero del contrario. A los 17’, Krepin Diatta se metió por la banda derecha, remató y otra vez Lampe echó el balón al córner.

Luego de la jugada, Bolivia salió del atolladero y buscó llegar al arco rival con un remate de media distancia de Jaume Cuéllar a los 21 minutos.

El campeón africano retomó el dominio pero ya no con la prestancia y contundencia de los primeros minutos porque Bolivia se paró mejor y extremó recursos para defenderse mejor.

A un minuto de la conclusión de la primera parte, Sadio Mané encaró a la defensa nacional y fue trabado en el ingreso al área chica y el árbitro francés Bastien Dechapy sancionó la pena máxima, que el mismo Mané cobró para convertir el 2 a 0.

En el complemento, Senegal bajó las revoluciones y Bolivia comenzó a crecer pero sin mostrar un buen fútbol, con orden y contundencia. Ensayó contadas aproximaciones sobre el arco de Alfred Gomis, aunque ninguna con real peligro, pese al buen dominio de balón que mostraron Ramiro Vaca y Miguel Terceros en la generación de acciones ofensivas.

Al final, el amistoso le sirve a Bolivia para ver en qué aspectos debe trabajar para corregir y mejorar, tomando en cuenta que a los rivales que enfrentará en las Eliminatorias al Mundial 2026 juegan al mismo nivel que Senegal.

Inicio con demora

DEMORA. Por una cuestión de seguridad, el partido internacional se inició con 17 minutos de retraso al horario fijado, 13.00 (hora de Bolivia). Los encuentros clase A en Europa deben contar con todos los medios de seguridad en sus posiciones ante cualquier contingencia y eso provocó el retraso.

HIMNOS. Por una cuestión de protocolo se entonaron en la previa del inicio del cotejo los himnos de los dos países. El primero fue de Bolivia, con los jugadores que cantaron a viva voz; después se entonó el himno de Senegal.

SOMBRERO DE SAO. Un grupo de hinchas residentes bolivianos en Francia asistieron al estadio. A uno de ellos se lo vio con un sombrero de sao en homenaje al aniversario de Santa Cruz. Otros aficionados alentaron a la Verde con la tricolor nacional.

BANDERINES. Los capitanes de Bolivia, Marcelo Martins, y de Senegal, Kalidou Koulibaly, después del sorteo de cancha, que ganó el seleccionado nacional, intercambiaron banderines.

REPLETO. El estadio La Source, en la ciudad francesa de Orleans, que cuenta con un aforo para ocho mil espectadores, estuvo colmado, con una mayoría de hinchas senegaleses, quienes aprovecharon para alentar a su selección por la cercanía a la sede del encuentro.

UN SOLO PARTIDO. A pesar de las negociaciones de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) no se pudo concretar un segundo partido amistoso en la fecha FIFA de septiembre, por lo que la delegación retornará al país mañana para que los jugadores puedan retornar a sus distritos para integrarse a sus equipos. Los ‘legionarios’ partirán desde París a los países donde juegan.

QUINTA VEZ. Es el quinto encuentro que Bolivia jugó contra un rival africano. Antes enfrentó a Camerún (1-1) en 1994; a Sudáfrica (1-0) en 1997; a Egipto (2-2) en 1999 por la Copa Confederaciones; y a Senegal (1-2) en 2002.

DIFERENCIA. Senegal, campeón de la Copa Africana de Naciones, está en el puesto 18 en el ranking de la FIFA, con 1.584,59 puntos; mientras el seleccionado nacional está en el puesto 81, con 1.298,81 puntos. La diferencia es de 63 puestos.

ACTIVO. El entrenador Pablo Escobar estuvo muy activo en el cotejo dando indicaciones a los jugadores, algunas veces a gritos por la distancia, en otras ocasiones los convocó al borde la cancha para dar instrucciones sobre los movimientos tácticos.