Personal de salud fumiga calles en la ciudad de Santa Cruz para contrarrestar al COVID-19. (Foto: Infobae)

Bolivia Digital

El Gobierno de Bolivia cuenta con una guía para el manejo de las personas que fallecen dentro o fuera de los hospitales por el coronavirus, un protocolo que previene el contagio en otras personas.

El ministro de Obras Públicas, Iván Arias, indicó que el objetivo de la Guía de Procedimientos para el Manejo y Disposición de Cadáveres de casos de COVID-19 es contribuir a la prevención de riesgo de contaminación y diseminación de un cadáver.

Durante una reunión interinstitucional con autoridades municipales y departamentales de La Paz, la autoridad manifestó que el manual establece que “en todo momento se debe preservar los principios de precaución y dignidad humana, tanto para el fallecido como para el personal médico y forense”.

La Guía describe procedimientos como por ejemplo el embalaje y transferencia de un cuerpo.

También en casos de levantamiento de fallecidos por la Policía, con sospecha de COVID-19, se establece una serie de protocolos forenses para evitar contagios. “No se recomienda el embalsamamiento ni retirar ninguna prenda de la víctima de la enfermedad, pero sí su limpieza y desinfección”, señala el documento, según un boletín de prensa de la cartera de Obras Públicas.

Luego de procedimientos de seguridad, el cuerpo podrá ser trasladado al depósito mortuorio, disponerlo para la cremación o colocarlo en un ataúd para su inhumación.

En caso de que familiares de una víctima soliciten ver al difunto, no podrán ser más de dos personas ni estar más de cinco minutos cerca de este, además de que deberán usar indumentarias de bioseguridad.

Para el traslado del cadáver, desde un centro de salud, deberá realizarse la ruta establecida por el prestador de servicios de salud, garantizando las condiciones de bioseguridad.

“Finalmente, en caso de que no se cuente con un servicio funerario en el municipio, los encargados de realizar el transporte del féretro al cementerio, será el personal del municipio en coordinación con la Policía Boliviana y/o las Fuerzas Armadas”, agrega la Guía.