El país recibió $us 1.425.000 correspondiente a donación internacional destinada a la compra de insumos médicos y equipamiento para luchar contra la pandemia. (Infografía: Horacio Copa).

La adquisición de equipamiento, insumos médicos y pruebas para detectar el coronavirus será de forma paulatina y por partes, debido a la escasez en el mundo y por la competencia que se generó entre los países.

Karem Mendoza G./Bolivia Digital

El embajador de Ciencia, Tecnología e Innovación ante organismos internacionales, Mohammed Mostajo Radji, informó que Bolivia dispone hasta la fecha de 26 mil pruebas con sus reactivos completos para detectar el coronavirus (COVID-19) y espera adquirir 450 mil pruebas para enfrentar la emergencia sanitaria.

“Gracias a la cooperación internacional y solidaridad de las naciones logramos sortear una cantidad de obstáculos en la compra de equipos, pruebas e insumos médicos. (…) Se tiene prevista la adquisición de 450 mil pruebas para detectar el coronavirus. En relación a otros países de la región, estamos duplicando el nivel proporcional de la cantidad de pruebas”, aseguró Mostajo.

El informe que brindó el embajador contempla el equipamiento e insumos médicos disponibles en el país, además de los que se espera adquirir en los próximos días. La autoridad aclaró que son materiales que son escasos en el mercado internacional por la pandemia, por tanto la entrega será progresiva.

“Dada la escasez mundial y la demora de transporte y comercio entre países, es importante que se sepa que las entregas se harán de manera paulatina y por partes”, aclaró.

PRUEBAS DISPONIBLES

Mostajo afirmó que en el país hasta la fecha existen aproximadamente 26 mil pruebas disponibles con todas las enzimas necesarias para realizar los exámenes en los laboratorios disponibles. Asimismo, dijo que, gracias al Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Bolivia logró comprar cada prueba a $us 19,80, es decir, cuatro veces menos del precio comercial. La próxima semana está prevista la llegada de 9.500 pruebas adicionales hasta completar a 250 mil en una primera fase

En el país, las pruebas están categorizadas en dos tipos. Las primeras son las que se realizan en los termocicladores de Reacción en Cadena de la Polimerasa (PCR por sus siglas en inglés) que permiten realizar exámenes gratuitos. Los cinco laboratorios están disponibles en las ciudades de Santa Cruz, La Paz y Cochabamba. Los próximos días se habilitarán en los departamentos de Chuquisaca y Tarija.

Los cinco laboratorios tienen distribuidos 11 equipos PCR y cuentan con el personal especializado. Cada máquina de PCR puede hacer 96 pruebas a la vez –94 pacientes y dos controles– y por día realizará 282 pruebas y seis controles por máquina. Por tanto, los 11 equipos tienen la capacidad de realizar 3102 pruebas por día en comparación con Chile, que realiza 3.500 al día.

Los equipos GeneXpert realizan pruebas moleculares de alta fiabilidad, su metodología es más rápida y procesan 4 muestras a la vez. El país cuenta con 33 máquinas que se distribuirán a los departamentos de Oruro, Potosí, Pando, Beni y otras ciudades intermedias.

ADQUISICIÓN DE EQUIPAMIENTO

El embajador aseguró que, pese a las deficiencias en el sistema de salud heredadas por otros gobiernos, se hizo el “mayor esfuerzo” para adquirir equipamiento e insumos médicos. “La salud ha sido víctima del abandono de muchos gobiernos, esta situación empeora mucho más ante la amenaza del COVID-19. (…) La pandemia generó una especie de competencia entre las naciones”, aseveró Mostajo.

Los esfuerzos hicieron que el país logre “duplicar” la cantidad de unidades de terapia intensiva. Se recibieron 450 camas para esta área y “en tiempo récord” se logró adquirir 500 camas adicionales, así como 1.080 camas para internación.

“Según las estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el peor de los casos –en un caso desastroso– Bolivia necesitaría un refuerzo de 434 camas. Nosotros estamos incrementándolas a 500”, aseguró Mostajo.

El embajador también informó que se compraron 500 ventiladores que reforzarán las 500 camas de terapia intensiva. Del total de los ventiladores, en los próximos 10 días llegarán 125.