El Procurador General del Estado en el programa Las 7 en el 7, de Bolivia TV. (Foto: Gonzalo Jallasi)

• Luis Fernando Cruz /

La Organización de Estados Americanos (OEA) recibirá el informe conclusivo de la Contraloría General del Estado (CGE) que demuestra que los expertos de ese organismo nunca auditaron el sistema de cómputo oficial, por tanto nunca evidenciaron un fraude electoral en las elecciones del 20 de octubre de 2019.

El procurador general del Estado, Wilfredo Chávez, en entrevista con el programa El 7 a las 7, de Bolivia TV, explicó que los Estados parte de la OEA conocerán la prueba técnica que demuestra que nunca se hizo una auditoría al proceso electoral de 2019.

“Vamos a remitir, por conducto regular, este informe a la Cancillería, voy a pasar el informe para que sea remitido a la OEA, y esperemos la respuesta de estos señores, que nos digan ¿qué auditoría?, ¿qué normas han usado? Nada de nada, no han usado ninguna, le han engañado al pueblo”, aseguró el Procurador.

El sábado, Wilfredo Chávez presentó el informe conclusivo de la CGE que establece que la OEA no hizo una auditoría al sistema de cómputo electoral de la elección presidencial de 2019, y que se limitó a presentar un informe de integridad que no es vinculante, incumpliendo el acuerdo suscrito con el Gobierno.

Explicó que el acuerdo firmado entre el gobierno de Evo Morales y el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, establece que debía hacerse una auditoría al cómputo electoral, tomando como fuente de verificación las 35 mil actas; pero no cumplió.

“La Contraloría señala que el informe de la OEA no contempló el procedimiento de las normas generales de auditoría y tampoco la norma internacional, es decir que no ha usado ninguna norma siquiera para decir que han realizado un análisis de integridad, no se menciona qué norma y qué método se ha usado para realizar ese informe, eso es algo muy importante”, sostuvo.

Chávez reiteró su desafío a los actores políticos que sostienen y defienden la teoría del fraude a revisar una por una las 35 mil actas del cómputo para demostrar ese extremo. Afirmó que está dispuesto a establecer una fecha para la revisión, como debería haberlo hecho la OEA, y así desmentir la teoría de un fraude electoral.