Bolivia está entre los cinco países más estrictos para frenar la pandemia. (Foto: Clarin).

Jorge Castel / Bolivia Digital

Luego de que el COVID-19 desembarcara el 21 de enero en el continente americano, casi todos los países se prepararon para la propagación del virus. Según el grado de restricciones que se aplicaron en la región, Bolivia está entre los cinco países más estrictos para frenar la pandemia.

“Desde mediados de marzo, gobiernos eligieron enfoques más draconianos y aplicaron restricciones más severas. Otros optaron por un abordaje más permisivo, apelando a la cooperación voluntaria de los ciudadanos. Y hay uno que directamente no hizo nada”, indica el recuento publicado por Infobae.

De norte a sur el primer país estricto es El Salvador, en el que solo un miembro del grupo familiar puede salir a la calle dos veces por semana y hay arrestos masivos.

Infografía: Javier Pereyra.

Le sigue Ecuador, donde hay toque de queda y solo se puede salir para compras básicas. Otro es Perú, donde fuera del toque de queda solo se puede hacer compras en ciertos días. En ese país se llegó a prohibir las salidas de varones y mujeres juntos.

Luego aparece Bolivia, donde las personas salen a las calles solo para hacer compras indispensables, de lunes a viernes, según la terminación de su documento de identidad. 

El menos estricto de Sudamérica es Brasil, donde no se aplicó la cuarentena nacional, sin embargo, la mayoría de los estados impuso restricciones. Es el país más afectado de América Latina, con 71.886 casos y 5.063 muertes. Le sigue Costa Rica y México.

En el caso de México, suma más de 15 mil contagiados y 1.434 fallecidos. A pesar de la reticencia del presidente Andrés Manuel López Obrador, una cuarentena parcial comenzó a regir el 23 de marzo. De todos modos, las personas no tienen prohibido salir de su casa, salvo en pequeños distritos que impusieron toques de queda. Hay una recomendación especial para que no salgan los mayores de 60 años y las personas con enfermedades preexistentes.

Bolivia

El Gobierno dictó una cuarentena obligatoria en todo el país desde 22 de marzo y tres días después, el 25 de marzo, decidió endurecer estas restricciones con el cierre de fronteras. Sin embargo, desde el 11 de mayo regirá otro tipo de cuarentena regionalizada y más dinámica.

Entre las medidas figuran la prohibición de eventos masivos; escuelas y universidades cerradas, al igual que restaurantes y bares, además de fronteras, hasta el 31 de mayo.