El ministro de Relaciones Exteriores, Rogelio Mayta (centro), el viceministro de Comercio Exterior e Integración, Benjamín Blanco (izq), y el director del CEASS, Víctor Aguilar, y representantes de la Empresa Biolyse suscribieron el convenio de provisión de vacunas. (Foto: Jorge Mamani)

• Redacción Central

El Ministerio de Relaciones Exteriores comenzó a trabajar bajo el mecanismo de Licencias Obligatorias para acceder a vacunas contra el Covid-19. Conjuntamente con Biolyse Pharma, se iniciaron los procedimientos para obtener una licencia obligatoria de la vacuna Johnson & Johnson.

Hoy se suscribió formalmente el documento entre Biolyse Pharma y la Central de Abastecimiento y Suministro de Salud (CEASS) para la adquisición de 15 millones de dosis de las inmunizaciones anotadas. Por parte de Bolivia, firmó el director general ejecutivo del Centro de Abastecimiento y Suministros, Víctor Hugo Aguilar, y por Biolyse fue su presidenta, Brigitte Kiecken.

El viceministro de Comercio Exterior, Benjamín Blanco, explicó que para que esta provisión sea real, primero se debe conseguir la Licencia Obligatoria y que Canadá apruebe y notifique a la OMC la licencia. Después de ese paso, en tres o cuatro meses, Biolyse comenzaría a producir las dosis para Bolivia.

El canciller Rogelio Mayta explicó que este contrato no tiene cláusulas de confidencialidad y por tanto se puede conocer el precio de los inmunizantes que oscilará entre $us 3 y $us 4 por unidad, incluso por debajo del precio de comercialización de Johnson & Johnson, complementó Blanco.

LA VIDA ES PRIMERO

En su intervención, el jefe de la diplomacia boliviana resumió en una frase el espíritu de esta iniciativa: “La vida es lo primero”, y explicó que la suscripción de este documento marca el inicio de un camino.

La autoridad afirmó que Bolivia sigue todos los caminos posibles. “Hoy hemos suscrito un acuerdo con Biolyse y estamos seguros de que eso marca el inicio de un camino muy importante. Hemos iniciado una campaña internacional para que se levanten las patentes que tienen las vacunas, que se transfiera la tecnología necesaria a los lugares donde pueden producirlas y también estamos asumiendo esta otra iniciativa, iniciar el trámite para lograr una licencia obligatoria de la vacuna Johnson & Johnson para que la pueda producir Biolyse cuando se levante la patente”, señaló el canciller Rogelio Mayta.

El Ministro fue categórico: “Es un camino que lo iniciamos comprometidos con el derecho a la vida, absolutamente convencidos de que la economía debe estar al servicio de la vida y no al revés”.

LICENCIAS OBLIGATORIAS

Consisten en flexibilizar los derechos de propiedad intelectual del Acuerdo sobre los aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (ADPIC).

Es aplicable a las patentes cuando las autoridades conceden licencia a empresas o personas distintas del titular de la patente para usar los derechos de la misma, fabricar, usar, vender o importar un producto protegido por una patente, un producto patentado o un producto fabricado por un procedimiento patentado,  sin el permiso del titular de la patente. Permitido en el marco del Acuerdo sobre los ADPIC (propiedad intelectual) a condición de que se cumplan ciertos procedimientos y condiciones.

Se notificó a la OMC para la producción de vacunas

El viceministro de Comercio Exterior, Benjamín Blanco, informó ayer que Bolivia envió una notificación a la Organización Mundial del Comercio (OMC) para una licencia obligatoria de liberación de patentes para la producción de vacunas Johnson & Johnson, a cargo de la empresa Biolyse Pharma Co.

“Bolivia hizo oficialmente la notificación a la OMC para que se aplique el artículo 31 y 31 bis para obtener las licencias obligatorias. De ser así, se marcaría el camino para producir vacunas sin patentes, considerando la emergencia que hay en el mundo”, informó en conferencia de prensa.

La autoridad indicó que para adquirir ese producto la empresa Biolyse primero debe hacer su trámite y autorización también en el gobierno de Canadá, donde se podrá conocer todos los estudios que ellos presenten para su utilización en el país.

El laboratorio canadiense tiene más de 40 años de experiencia

Biolyse Pharma se dedica a la fabricación, comercialización, distribución e investigación de medicamentos contra el cáncer. La compañía se remonta a la década de 1980, proporcionando servicios de laboratorio.

linkedin