El Banco Mundial es uno de los organismos financieros con quien dialoga Bolivia. (Foto: RRSS)

Las negociaciones registran bastante avance porque existe una buena relación entre el Estado boliviano y las entidades de financiamiento externo, destacó el viceministro del Tesoro y Crédito Público, Carlos Schlink.

Franz Acarapi / Bolivia Digital

El Gobierno nacional realiza conversaciones con organismos financieros internacionales para consolidar un apoyo económico de alrededor de $us 1.000 millones, recursos que serán destinados a atender la emergencia sanitaria y combatir la pandemia del coronavirus (COVID-19).

El viceministro del Tesoro y Crédito Público, Carlos Schlink, informó que sostienen negociaciones con el Banco Mundial (BM), el Fondo Monetario Internacional (FMI), la CAF-Banco de Desarrollo de América Latina, Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y Fonplata Banco de Desarrollo (Fondo Financiero para el Desarrollo de los Países de la Cuenca del Plata).

“Hemos estado en conversaciones con el Banco Mundial, Fondo Monetario Internacional, Corporación Andina de Fomento, Banco Interamericano de Desarrollo, Fonplata, para que nos puedan ayudar con algunos créditos y poder aplicar alguna de las medidas que ya han estado saliendo a la luz para paliar este bache que estamos atravesando que es el tema del coronavirus. Hablar de un monto específico no es tan concreto todavía, entre alguna de las intenciones se consolidaba alrededor de 1.000 millones (de dólares), pero todavía se está en negociaciones”, señaló Schlink en declaraciones a radio Marítima de Santa Cruz.

Explicó que los organismos extranjeros evalúan las conversaciones con Bolivia a través de sus directorios, teniendo en cuenta que esto lleva un procedimiento.

Dijo que las negociaciones registran bastante avance porque existe una buena relación entre el Estado boliviano y las entidades de financiamiento externo.

“Desde el nuevo Gobierno que se instauró con la presidenta Jeanine Áñez, el primer mensaje fue volver a restablecer relaciones internacionales con todos los organismos multilaterales y bilaterales, por eso tenemos gran apertura y ahora estamos trabajando justamente para que cada uno de los organismos nos colabore en alguna de las áreas en las que ellos tienen vinculación directa con las actividades”, apuntó la autoridad.

Añadió que algunas conversaciones se iniciaron desde diciembre del año pasado; sin embargo, debido a la situación de emergencia sanitaria que afecta a muchos países se viene agilizando el trabajo. “Ya están instaurados los directorios de cada uno de los organismos y ellos nos avisarán en qué áreas nos van a poder colaborar”, aseveró.

De acuerdo con Schlink, desde hace varios años Bolivia ya no es considerado un país pobre, sino uno de ingresos medios.

“Habría que ver hasta dónde ha llegado esta determinación del G20, para ver las condonaciones que nos van a aplicar y si nosotros estuvimos enganchados en alguno de esos créditos que en su momento fueron otorgados al país”, mencionó.