Producción de urea almacenada en la PAU. (Foto: Archivo)

• Frank Ibañez/

El presidente Luis Arce destacó ayer en sus redes sociales que Bolivia alcanzó un récord de $us 230 millones en ventas de urea en la gestión 2022 y se consolida como el principal proveedor del agrofertilizante en la región.

“En 2022, Bolivia marcó récord de ventas de urea con más de $us 230 millones y se consolidó como el principal proveedor del agrofertilizante en la región. Estamos potenciando nuestra agricultura y avanzamos firmes hacia la industrialización con sustitución de importaciones”, escribió el mandatario en su cuenta en Twitter.

La Planta de Amoniaco y Urea (PAU) inició operaciones en septiembre de 2017, durante la gestión del expresidente Evo Morales, sin embargo fue paralizada durante la administración del gobierno de facto de Jeanine Añez, en 2020, pero con la llegada de Luis Arce al Gobierno fue reactivada.

Esta planta reanudó operaciones con el 70% de su capacidad, lo que implicaba una producción de solo 1.470 toneladas al día. Luego de la reanudación de actividades, paulatinamente se incrementó la producción hasta llegar al 100%.

La estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) iniciará este año la implementación de una segunda planta de urea en el país, ante la alta demanda de este fertilizante en el mercado internacional.

El viceministro de Industrialización, Comercialización, Transporte y Almacenaje de Hidrocarburos, William Donaire, afirmó en su momento que el incremento de la producción y una mejora en el precio internacional contribuyeron para que se generen mayores ingresos.

Destacó que el precio internacional del producto se encuentra en ascenso, se incrementó desde un precio base de $us 450, después subió a $us 500 y ahora se encuentra en $us 550 la tonelada.

“Este precio se está incrementando dependiendo del mes y dependiendo de cómo está el precio del petróleo en el mundo, porque como es un commodity tiene una relación con la variación del precio del petróleo”, manifestó.

El viceministro calificó ese ingreso de “muy bueno” y señaló que la industrialización para la sustitución de importaciones en el país avanza, ya que la PAU tiene una importante relación con la agroindustria del país.

La urea boliviana tiene como mercado principal a Brasil, seguido por Argentina, Paraguay, Uruguay y Perú; sin embargo, también expresaron interés en adquirir el producto Panamá, Ecuador y Colombia.

La urea es el fertilizante nitrogenado más reconocido y de mayor importancia a escala mundial. Más del 40% de los alimentos cultivados actualmente en el mundo son fertilizados con este tipo de agrofertilizante.