Eco 6 -F1- Min

 

Redacción central – Edición impresa

Gracias a los acuerdos pactados con la población movilizada que impedía el normal desarrollo de la actividad hidrocarburífera, Bolivia mantendrá la normalidad en el envío de los volúmenes de gas a Brasil y el abastecimiento interno.

La información fue dada a conocer ayer por el ministro de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora, quien destacó la predisposición que tiene el Gobierno de entablar el diálogo para no perjudicar ni afectar la principal actividad económica y comercial que tiene el Estado, la venta de gas a países vecinos.

“Si continuaban los conflictos, hoy (por ayer) era el día decisivo para ver si pedíamos o no la baja de nominaciones al Brasil; pero, al levantarse, no pasará nada de esto, porque la actividad hidrocarburífera vuelve a la normalidad”, dijo la autoridad.

La pasada semana, apuntó Zamora, se planteó al Embajador de Brasil (Octávio Henrique Días García) reducir el volumen de venta de gas, ya que había  el riesgo de bajar la producción. Pese a los perjuicios que eso significaría para el vecino país, “el diplomático aceptó esa posibilidad, pero afortunadamente la crisis empezó a ser superada”.

En ese contexto, enfatizó que ahora su trabajo, al frente de esta cartera de Estado, se enfocará de forma prioritaria en negociar la ampliación del contrato de exportación del gas hacia Brasil, que debe estar listo antes de fin de año, para lo cual se espera que la presidenta Jeanine Áñez se reúna con Jair Bolsonaro de manera previa a concretar un acuerdo, que favorezca a ambas naciones.