The-Last-Jedi-Review-Banner (1)

El Ministerio de Culturas y Turismo, a través de Conacine, permitió que 54 productoras extranjeras realicen rodajes en suelo nacional.

 

Por estos días de fin de año, familias y grupos de amigos comparten un espacio en las mejores salas de cine que  tiene el país. El filme de moda que más se busca es The last Jedi (El último Jedi), de la saga Star Wars (Guerra de las Galaxias), en su octava versión, que utilizó locaciones del salar de Uyuni para el rodaje de varias escenas.
De por sí la saga es una de las más favoritas; en el presente caso lo es más porque, de alguna manera, Bolivia está presente en la historia, un hecho que llena de orgullo y que se integra a la promoción turística y cultural que encabeza el Ministerio.
A través del equipo de comunicación de esa cartera de Estado se informó que el Consejo Nacional del Cine (Conacine) otorgó 54 licencias de filmación a productoras extranjeras. Entre las películas y producción audiovisual hechas en territorio boliviano se registró a Ed Stafford: Left For Dead (Ed Stafford: dado por muerto), documental realizado por  BettyTV Limited de Londres; Our Planet (Nuestro Planeta), producido por Silveback Films LTD de Gran Bretaña.
Tenkuu no Rakuen (El Paraíso del Cielo), una producción cultural  de TBS Vision, INC de Japón; Wingin’ It, documental de Cheeky Media de Sud África; Andes Animal Kingdom (Reino Animal de los Andes), serie documental hecha por la empresa Ligth Shadow de Alemania; Los Andes, producción cultural gastronómico de la empresa Bicicleta de Nicaragua, entre otras producciones de Brasil, España, Alemania, Canadá, Indonesia.
“En lo que va del año, hasta el mes de noviembre se han emitido 54 licencias de filmación otorgados a las productoras extranjeras. Son oportunidades que se deben aprovechar al máximo porque exportamos nuestra riqueza cultural y turística a través de las películas y redes televisivas en el extranjero con el fin de captar la atención de los televidentes para que ellos visiten Bolivia”, dijo el director interino de Conacine, Boris Iván Rivas.