POL 10 -F1- MEX_POLICIA_CUSTODIA_LA_EMBAJADA_DE_MEXICO

 

Bolivia y ABI/Edición impresa

El secretario Privado Presidencial, Erick Foronda, ratificó la predisposición del Gobierno de Bolivia para dialogar con su par de México, pero en condiciones de igualdad y con transparencia para buscar una salida a la crisis diplomática que desató la situación de exfuncionarios del gobierno de Evo Morales asilados en la embajada de ese país en La Paz.

“El Gobierno de Bolivia dijo que está dispuesto a iniciar un diálogo con el de México, pero en condiciones de igualdad, en condiciones de transparencia, en condiciones de mostrar los hechos tal cual son, y no desinformados, como quiere mostrar el Gobierno de México”, dijo a la televisora privada Red Uno.

En días pasados, México anunció una demanda contra Bolivia ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) por la seguridad desplazada en el exterior de su legación diplomática, donde se encuentran nueve exautoridades bolivianas asiladas y con problemas para obtener el salvoconducto de abandono del país, por procesos penales en su contra.

Foronda calificó de “inaudito” el accionar de México por el apoyo que le brinda a Morales y sus exfuncionarios, debido a que ellos deben asumir sus responsabilidades.

“Están protegiendo a un régimen y a una persona que se caracterizó en Bolivia por proteger el narcotráfico y por promover el terrorismo; Juan Ramón Quintana es el culpable de sedición, de terrorismo, de alzamiento armado que dividió este país”, complementó.

A su juicio, México tiene “doble moral” porque anuncia procesos contra el Estado Plurinacional de Bolivia, pero es sumiso frente al Gobierno de Estados Unidos.

Foronda manifestó esa posición a raíz del pronunciamiento del Gobierno de Estados Unidos, que pidió a su similar de Argentina tomar acciones para evitar que el expresidente Evo Morales abuse de su calidad de refugiado, ya que de lo contrario no recibirá apoyo.